Si puedo pensar en algo que se parezca a este año 2015 sería una montaña rusa. Sucedió de todo…o de casi todo. Desde lograr metas, vencer miedos, aceptar errores y aprender de ellos, dejar un país que amo y comenzar una vida nueva, descubrir quién soy y qué me rodea. En fin, un sin número de eventos.

Descubrir países nuevos

Cuando me mudé a España, una de mis metas (y obviamente la de muchos cuando se mudan acá) era ir a viajar….y viajar mucho. Lo que sí fue que me propuse a viajar a donde jamás pensé ir, ya fuera por distancia o por coste. Además de los viajes internos por España (Zaragoza, Granada, Madrid, entre otros) me fui a algunos países fuera de ella. Aparte de Londres, Francia y Bélgica, en el cual todos fueron increíbles, el país que más me impresionó fue Irlanda.

Ese viaje fue el primero en irme solo a un lugar desconocido, a una casa de un desconocido para hacer no sé qué rayos mientras celebraba mis 23 años y un dolor en la boca gracias a los cordales. Subí algunas fotos de esta experiencia y las puedes ver, puede que cuando termines vayas a querer viajar.

Foto tomada en Trinity College. Dublin, Ireland. 2015

Obtener la maestría

Ninguna de estas experiencias se hubiesen convertido en realidad si no fuera por esta meta inicial. Luego de estar meses creando productos junto a compañeros, noches y fines de semanas largos trabajando y escribiendo cosas en .php que nunca entendí, obtuve la maestría. 🎓

Más que una maestría, obtuve las mejores experiencias con personas increíbles. Muchos de ellos son amigos que llevo cerca y sabemos que nos veremos en un momento cercano y en alguna parte del planeta, ya sea comiendo tapas, tamales, patacones o un mofongo en la playa.

Algunos amigos en la noche de graduación

Trabajar overseas

Tuve la oportunidad de trabajar en un estudio de user experience en un espacio de co-working increíble y con la jefa más cool que he tenido hasta el día de hoy, en otro país que no era el mío o Estados Unidos. Acepto que extraño estar trabajando proyectos en catalán, que de hecho, así fue que aprendí a entenderlo.

Obtuve una de las mejores experiencias tanto personal (confianza y crecimiento), laboral y de amistad. Quien era mi jefa se ha convertido en una gran amiga, mentora y profesora.

Extraño los viernes de vermouth. 😔

Uno de esos viernes de vermouth en el estudio

Enfrentar miedos

Justo una semana antes de irme a Irlanda y de mi cumpleaños, fui al dentista para un chequeo regular y que me atendieran un dolor que tenía en las muelas. Luego de un rato me dan la noticia de que me tenían que operar. Acepto que me cagué y no quería, pero no fue así. Al final de la operación, aunque horrible, sobreviví y comí gelatina y helado por una semana.

Otro de mis miedos son los aviones. Detesto volar, y mucho más cuando hay tormentas. Odio las turbulencias. Para resumir, tomé algunos 10 vuelos este año, algunos largos y otros cortos. Entre tanto vuelo, pude superar un poco ese temor que tengo por volar.

Quién sabe. Veamos cuántos vuelos serán en los próximos años.

En alguna parte del cielo

Comencé a hacer ejercicios

Nunca he sido persona de hacer ejercicios y tampoco hago deportes. Por caminar tanto en Barcelona (caminaba todos los días 1.5 millas de mi trabajo al apt) rebajé algunas 15 libras (7kg). Cuando regresé a la isla, sabía que no iba a tener la misma actividad física que tenía allá, caminar para llegar a algún lugar en Puerto Rico es casi imposible. Por eso tomé de la decisión de hacer ejercicios todas las mañanas, alrededor de las 6am. He mantenido el peso y los mahones aún me sirven. 💪

En fin, espero que tu año 2015 haya sido uno increíble. Lo que no hayas alcanzado en este, haz el doble de esfuerzo para realizarlo en el siguiente, que solo comienza en algunas par de horas.

Nos veremos en el próximo,

Orlando

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Orlando Marty’s story.