El impacto del diseño

Empecé mi internship de diseño este verano. Opté por tomarlo en lugar de tomar uno de desarrollo, pues aún siendo un estudiante de computación y tecnología, me he encontrado un tanto enamorado del labor que hace un diseñador.

Existen muchos tipos de diseño, aún en el rubro del software, hay una variedad enorme de especialidades de diseñadores. El trabajo no consiste únicamente en diseñar los botones que aparecen en la pantalla. Particularmente, estoy atraído por la rama de la experiencia del usuario (UX).

A diferencia de cualquier código que he escrito, el diseño crea un conjunto de emociones. Éstas son predecibles y medibles con cierto grado de certeza. En el proceso de diseño tomas decisiones de acciones, flujos y arquitectura de información. Lo interesante es que el trabajo pide ser tan abstracto, que estas decisiones se toman sin haber avanzado antes al código o al diseño de interfaz del sistema.


Diseñar experiencias

Cuando diseñas experiencias puedes lograr un cambio monumental en la sociedad. Particularmente la dignificación de grupos de personas. Por ejemplo, los casos más famosos que considero relevante mencionar son Uber y Airbnb.

Uber dignifica a la profesión del taxista (mi opinión sobre esto es separada a la de los manejos económicos), proporcionando al usuario con nuevo concepto del servicio de transporte privado. Airbnb dignifica tu interacción con extraños. Airbnb se presentó con un problema que aún ahorita me deja perplejo.

Un extraño (posiblemente un asesino serial) se va hospedar en tu casa por cuatro días, va a usar tu baño, cocina y sillón. Asimismo, tú te podrías quedar en casa de un extraño (posiblemente un asesino serial). ¿Cómo diablos logras que los usuarios tengan ese nivel de confianza usando meramente diseño de interacciones?

¿Aún piensas que el diseño digital es simplemente escoger colores y tipografías?