¿Qué tipo de navegación utilizaremos en nuestro proyecto web? Algunos datos interesantes

Hace algunos días leí un artículo de Nielsen donde publicaban los resultados de un interesante estudio que pretendía dar a conocer los beneficios y desventajas sobre el uso de navegaciones ocultas.

Antes de empezar una pequeña anécdota

Nunca olvidaré el día en el que yo y el responsable de diseño, tras haber trabajado una propuesta de un gran portal informativo, el cliente preguntó: “¿Y este radiador para qué sirve?” Mientras señalaba el famoso menú de hamburguesa.

Nosotros comentamos que era un menú de hamburguesa y que era algo que se estaba empezando a usar en grandes sitios web como Facebook.

El cliente con cara de indiferencia simplemente espetó un: “A mi me da igual lo que haga el Facebook ese”.

Recuerdo la gran frustración con la que salimos de la reunión. ¿Cómo podía darle igual que un portal con millones de visitas optase por una solución de este tipo?

Si, efectivamente le daba igual que millones de usuarios ya comenzaran a familiarizarse con este tipo de navegaciones y bueno en términos de usabilidad nosotros cometimos un gran fallo ya que tendríamos que haber llevado un argumento más sólido que “Es que eso lo hace Facebook”. Pero bueno éramos jóvenes queríamos estar a la última.

¿Qué es un menú hamburguesa?

No quiero enrollarme con una definición de lo más extensa por lo que utilizaré un gif

Este tipo de navegaciones, que hoy se usan en infinidad de sitios, surgieron como necesidad de incluir extensos menús de navegación en aplicaciones móviles donde el tamaño de la pantalla es muy limitado. Aunque con el paso del tiempo la famosa hamburguesa ha ido cobrando protagonismo también en páginas web de escritorio.

El menú de hamburguesa siempre ha tenido retractores y fans incondicionales. Pero lejos de las modas y los gustos vamos a intentar ser un poco más profesionales y vamos a ver qué ventajas e inconvenientes presenta aprovechando el reciente estudio que ha lanzado Nielsen

Vamos al meollo

En este estudio, de tipo cuantitativo, se intenta averiguar las diferencias entre el uso de menús ocultos o de hamburguesa, los que son visibles y los parcialmente visibles o combinados donde conviven ambos. Además también distingue su uso en los dos soportes más extendidos, escritorio y móvil.

Para realizar el estudio las personas tuvieron que superar diferentes tareas. Algunas podían ser resueltas sin necesidad de utilizar la navegación mientras que en otras era obligatorio decidir si se usaba ésta o en su defecto una búsqueda.

Para medir la efectividad se recogieron 5 datos:

Dato 1: El uso de la navegación, es decir, si la utilizaba o no.

Dato 2: El tiempo que tardaba en utilizar la navegación desde el comienzo de la tarea

Dato 3: El nivel de dificultad de la tarea

Dato 4: Detección de contenido, es decir, si los participantes fueron capaces de descubrir el contenido que se pide en la tarea

Dato 5: Tiempo que se tarda en realizar la tarea

Como podéis ver, las dos primeras métricas hacen referencia al uso de la navegación mientras que el resto recogen la calidad de la experiencia de usuario del sitio.

Los resultados

A continuación vamos a desgranar los resultados que arrojaron las 5 métricas que hemos detallado anteriormente


Respecto a los resultados obtenidos del dato 1 (uso de la navegación)

La navegación oculta fue significativamente menos visible que la navegación visible o combinada. Tanto en móvil como en escritorio las personas eran significativamente más propensas al uso de la navegación cuando todas o algunas de las opciones de navegación eran visibles.

En una versión de escritorio, sólo el 27% de los casos utilizaban la navegación oculta mientras que si se presentaba una navegación visible o combinada el porcentaje de uso era casi el doble 48% y 50% respectivamente.

En una versión móvil el 57% optaba por el uso de la navegación oculta mientras que un 86% lo hacía si se mostraba una opción combinada. Es decir un 1,5 más.

Por otro lado, las personas eran más propensas al uso de la navegación oculta o parcialmente visible en dispositivos móviles frente a las versiones de de escritorio. Esto no es de extrañar sabiendo la considerable diferencia de tamaño de pantalla, que hace que las personas sientan la necesidad innata de encontrar una solución para poder navegar por el sitio.

Además cabe destacar que la navegación oculta es más común en estos dispositivos por lo que el usuario es más propenso a su uso. Otro dato revelador es que las personas prefieren navegar antes que buscar ya que la escritura en móvil es más complicada y es más fácil cometer errores.


Respecto a los resultados obtenidos del dato 2 (tiempo que tarda el usuario desde el inicio de la tarea hasta que decide utilizar la navegación)

Tanto en las versiones de escritorio como en las móviles, cuando la navegación está oculta los participantes tardaban más en utilizar la navegación que cuando era visible o parcialmente visible

En la versión de escritorio una persona tardaba entre 5 y 7 segundos más en utilizar la navegación cuando estaba oculta. En móvil la diferencia casi es inapreciable, entre 1 y 2 segundos más.

Aunque parece muy poco tiempo, estos segundos valen oro, ya que fácilmente pueden generar frustración y duda. Esto puede llevar a que la persona no utilice la navegación o incluso que no termine la tarea.


Respecto a los resultados obtenidos del dato 3 (nivel de dificultad de la tarea)

Los usuarios tuvieron que puntuar la dificultad de las tareas de 1 a 7 siendo 1 muy fácil y 7 muy difícil

Las tareas que requerían del uso de navegación oculta fueron puntuadas con mayor dificultad respecto a las que requerían el uso de navegaciones visibles o parcialmente visibles

Respecto a los resultados obtenidos del dato 4 (nivel de detección de contenido)

Tanto en móvil como en escritorio, la capacidad de descubrir contenido fue significativamente menor cuando la navegación estaba oculta.

Para ser un poco más exactos los resultados mostraron un 20% menos de capacidad de llegar a los contenidos que se pedían en la tarea respecto a los sitios con la navegación visible o parcialmente visible


Respecto a los resultados obtenidos del dato 5 (tiempo que transcurre hasta que se finaliza la tarea)

Los usuarios necesitaron más tiempo para completar las tareas en los sitios con navegación oculta respecto a los de navegación visible o combinada, tanto en escritorio como en móvil

Para ser un poco más específicos en las tareas de escritorio las personas eran un 39% más lentas mientras que en móvil un 15%.

Conclusiones

Teniendo en cuenta los resultados obtenidos en el estudio podemos concluir que la navegación oculta dificulta o desencadena una experiencia de usuario negativa, ahora bien. ¿Es aplicable en todos los casos?

Mi opinión personal es que la navegación oculta representa una buena solución para pantallas móviles aunque siempre intentaría optar por una navegación combinada donde la persona pueda acceder de forma rápida a los contenidos más demandados o que representen el núcleo del sitio.

Para las versiones de escritorio intentaría dejar una versión siempre visible con un máximo de 7 opciones. En el caso de que el proyecto nos obligue a tener más de 7 opciones optaría por combinar navegación oculta con visible dando siempre prioridad a la visible.

Fuente: Nielsen