Minimalismo y Diseño por Sustracción (I) — Introducción

Oscar Vega
Dec 7, 2018 · 3 min read

Reduccionismo en esencia.

El ser humano se expresa a través de la obra artística en el marco de lo que hoy denominamos periodos, estilos, corrientes y/o movimientos artísticos. Su duración varia desde los miles de años del arte paleolítico hasta las decenas como el Rococó y la multitud de corrientes del convulso S.XIX. Es en este siglo cuando la Revolución Industrial provoca que diferentes culturas interconecten de forma mucho mas fluida entre ellas, permitiendo un intercambio de ideas, influencias y referencias mucho más rico que en épocas anteriores.

No obstante es ya en el S.XX cuando las corrientes artísticas comienzan a surgir con tal rapidez que apenas duran unos años, y en muchas ocasiones siendo herederas de acontecimientos históricos puntuales como lo son Futurismo o el Dadaismo. Es en este contexto donde surge un movimiento que hoy sigue vigente en una amplia variedad de formas. El minimalismo.

Éste, es tan amplio que abarca desde la arquitectura hasta la cocina, siendo incluso una forma de vida. Aun siendo un concepto tan extenso es posible sintetizarlo como la sustracción de todo elemento no sustancial sin que la eliminación o reducción de estos afecte a su función y comprensión.

Del anterior párrafo es posible extraer que el minimalismo implica sustracción y que por ende, toda sustracción tiene cómo objetivo final el minimalismo. Lo que a priori podría parecer tan ligado y similar puede llegar a ser opuesto si nos basamos en sus filosofías de diseño.

Photo by Simone Hutsch on Unsplash & Photo by lucas Favre on Unsplash

Quien lea esto seguramente haya visto o escuchado en algún momento de su vida la cita “Menos es más” del arquitecto Ludwig Mies van der Rohe. Este lema que (casi) todo diseñador ha enarbolado en algún momento ni es tan cierto ni tan dogmático, no siempre menos es mas, ni más implica mayor comprensión. Para llegar al “menos” es imprescindible la sintetización y es en este punto donde la sustracción y el minimalismo se entrelazan tanto que es difícil encontrar que los diferencia.

El minimalismo en su máxima expresión toma como valor el llegar a la esencia siendo o no consciente de la comprensión de la “obra” por parte de quien lo va a percibir, aun siendo esta perfectamente funcional. En cambio, el diseño por sustracción busca ese mismo reduccionimso eliminando todos los aspectos no esenciales, siempre y cuando la idea principal se mantenga inalterable y comprensible para el receptor.

Función, comprensión y subjetividad son la clave para deshacer el embrollo. Estas palabras guardan relación y son dependientes la una de la otra, para entender una función se necesita comprensión y esto es viable desde la subjetividad.

Por lo tanto y en lineas generales es posible afirmar que la diferencia no es el reduccionismo, que no es más que un proceso, sino el limite de la funcionalidad y comprensión tanto subjetiva como objetiva (en un espectro muy amplio) del fin de la misma.

Explicar y diferenciar estos dos conceptos tan enrevesados no es cosa de un solo artículo y esto no es más que una breve introducción de estos dos conceptos que irán bajando a tierra en una serie de entradas sobre el tema en cuestión. Stay tuned.

Written by

UI/UX Product Designer @Fintonic

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade