El estimulo necesario.

He escuchado a mucha gente sobre la falta de estimulo en sus trabajos, sobre la necesidad de cambiar y crecer humanamente, repito, crecer humanamente.

Nuestra era es basada en estimulos placenteros rapidos y de facil alcance, tecnologia, informacion y entretenimiento a demanda y de acceso inmediato. Quizas para lograr el placer de obtenerlo debemos “sufrir”, algo que hoy es lo que no esta permitido.

Entonces queremos hacer de nuestro trabajo una fuente de estimulo y entretenimiento, obviamente desde un punto de vista profesional y responsable, pero intentamos mejorar la calidad humana para mejorar la empresa y asi, crear un lugar para no sufrir y menos aun, que sufran nuestros clientes con nuestra notoria amargura.

Pero….no es simple.

Es muy dificil vender esta idea a las cupulas empresariales, es dificil ser escuchado y mucho mas intentar comunicar que se debe estimular mas humanamente y no solo con metas de dinero. El dinero es el medio, pero no el fin.

Leo y amo realmente la cultura japonesa de trabajo. Las metas son premiadas, con dias libres, cenas para el empleado y su familia, capacitacion, viajes, etc.

Premiar la idea, pero escucharla y ponerla en marcha ya es estimulante, es asi que alguien puede llegar a comentar “es lunes, que podremos cambiar hoy”.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Martin da Silva’s story.