Y es que no hay peor cosa que sentirse un extraño en su propio lugar
Crónica de una mañana ajena
Enrique Márquez
151

Que texto tan lúcidamente descrito, con la sencillez de la grandeza, Enrique abre preguntas y puertas, que durante siglos han buscado salida o respuesta. Quien soy? Soy este que ve, que mira, que siente? O soy el que mira hacer todo esto?… me encanta este texto, porque habla de algo profundo, con la simpleza de una imagen cotidiana. Eso solo lo logran los más grandes.

Gracias Enrique!

A ver si un día logramos abrir la puerta de la memoria sin fin y la conciencia no auto referente.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.