5 cosas que un junior debería aprender de un senior

Después de estudiar diseño creí que podría con todo lo que se venga yo solo. Que podría valerme por mi mismo para mejorar y aprender. Nada más lejos de la realidad porque, con el tiempo entendemos, que necesitamos de otras personas en nuestras vidas para crecer.

Cuando empecé a trabajar en mi actual empresa, algo que me motivó fue tener superiores. Puede sonar raro pero cuando llevas tiempo trabajando de freelance, te das cuenta de que casi siempre llegas a las mismas soluciones. Hubo un momento en que me plantee que tener al menos un mentor experto de lo mio, que me dijese «esto y eso está fatal» me ayudaría a mejorar (y tocaría mi orgullo más de una vez).

Ahora que llevo varios meses trabajando mano a mano con ellos cada día, he detectado cinco cosas que todo junior ha de aprender de su senior. En mi caso se aplica al diseño UX/UI, aunque en realidad creo que en más profesiones puede pasar.

Ser más crítico

Apenas empecé a trabajar con ellos, noté cuan débil era mi crítica sobre mi propio trabajo y cuanto orgullo había (y sigue habiendo a veces) detrás de todo lo que diseñaba.

Ahora veía más errores y que hay soluciones que tengo que pensar un poco más. Que todo lo que hago debe estar justificado y no hacerlo porque sale en dribbble.

Ser más ordenado

Sé que esto no pasa con todos los jefes y con todo senior/superior/director de arte/especialista, pero puedes oler un buen superior cuando este es ordenado en lo que hace.

Sin supervisión ni bronca de nadie, se toma su tiempo para preparar todos los archivos con los que trabaja y cuando termina, los ordena con una lógica pensada y pulida con el tiempo. Todo ello con el simple objetivo de que sea más fácil trabajar con ellos, tanto si es él/ella como otra persona del equipo.

Defender mejor el trabajo

Cuando llevas tiempo explicando tus proyectos como cuando lo hacías en la universidad/escuela, disfrutas viendo a tu senior defender un trabajo ante un cliente. El tiempo y la experiencia le han hecho mejorar en la exposición del mismo

Personalmente es una de las cosas más importantes que sigo buscando aprender de ellos.

Enseñar a otros

Alguien bueno en lo suyo aplica el cuento de no contar todo lo que sabe, alguien experto lo cuenta a las personas adecuadas y continúa un modelo enseñanza que viene desde tiempos inmemorables como es la del artesano/aprendiz, maestro/discípulo y profesor/alumno (en el mejor de los casos).

Ser humilde

Algo tan dificil de aprender que seguramente lleva toda una vida perfeccionarlo y es poder presentar un proyecto, sin buscar reconocimiento necesariamente o buscar el aplauso para el equipo y no solo para uno mismo, saber callarse en los momentos adecuados, saber entender cuál es tu trabajo y tu posición sin menospreciarte por ello. Y es que he visto que cualquiera de ellos me diría que un buen candidato es alguien que equilibra el buen trabajo con el no ser prepotente o creído.

Creo que al final se trata de buscar ser el candidato que querrías contratar si tú fueras el jefe. También de encontrar un lugar donde te valoren y te cuiden de esta forma.

No descartamos que algun día, los actuales junior, seremos los los futuros referentes y sería genial que dijesen todas estas características de nosotros.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Pablo Fernández Coronel’s story.