Negocio local con potencia global.

Este “darse cuenta” es muy importante y muchísimas empresas continúan pensando de manera local cuando el el potencial pasa a ser (reitero) global.

Esto puede cambiar totalmente a una empresa, claro está, si se toman las decisiones correctas y se enfrentan los riesgos que conlleva, pero para muchos negocios puede representar un reinventarse, un renacer o una evolución de nuestro negocio.

Si se triunfa o fracasa es cuestión de estrategias y de enfoques, pero nadie puede negar el potencial dormido que representa para una empresa local comenzar a trabajar en el ecosistema digital.

Esta realidad, hace que las empresas continúen trabajando en el mundo digital como lo hicieron desde hace décadas de manera local, y eso no está mal. La cuestión es la misma limitación en la que incurre la empresa de no querer expandirse por miedo, o por incertidumbre o riesgos de…..

El problema es que ahora mismo en todos los rincones del mundo hay grupos de jóvenes buscando crear la próxima Startup que cambie el mundo, y con ello los modelos de negocios y tal vez alguna industria; y si por casualidad tu empresa se encuentra en esta industria que es asaltada por la próxima innovación, lo más probable, es que te arrasen sin piedad, al igual que Atari, Blockbuster, Kodak, BlackBerry, Nokia y muchas otras marcas.

Estos chicos, a los que me refiero, ya no piensan de manera local, siempre están pensando de manera global, en la manera de llegar a millones y millones de consumidores que utilicen su software, producto o servicio, ese es el primer paso.

Esa realidad no es cuestión de estar de acuerdo o no. Ya son conocidos los casos de AirBnb, Uber, Spotify, Netflix y muchos otros. Es lo que está pasando ahora mismo.

Uno de los problemas con lo que las empresas tradicionales, o empresas que nacieron en el offline enfrentan, es el darse cuenta de que en el momento que su negocio es colocado en internet, su potencial de alcance puede crecer de una manera abismal.

A veces nos nos damos cuenta que lo que es nuestro negocio local, con nuestras redes sociales, con nuestra web o un simple blog, puede convertirse en un negocio global, con alcance desde todos los rincones del mundo.