Porqué somos la generación más importante de la historia

Si has nacido entre los años 80 y 1995 tengo algo que decirte: el futuro de la humanidad está en tus manos. Esto te puede sonar a ciencia ficción, un género que los millennials conocemos bien, pero es el rol que nos ha tocado desempeñar. ¿Por qué creo que somos la generación más importante de la historia? Te lo cuento:

  • Lo primero es que crecimos entre dos siglos, el siglo XX (analógico) y el siglo XXI (digital). Cuando éramos pequeños vivíamos en un mundo donde teníamos que escuchar música en cassettes e ir al videoclub si nos apetecía ver la película que quisiéramos (en VHS, por supuesto); sin embargo, fuimos creciendo con la aparición de internet. Somos los primeros de la historia que han ido formando parte de su personalidad en un mundo donde todos están conectados.
  • La generación de nuestros padres es la generación del esfuerzo, algo que hemos aprendido, pero la nuestra es la generación del consenso. Desde que usamos internet estamos acostumbrados a que alguien nos escuche y somos más abiertos a otros puntos de vista. Necesitamos un feedback constante, expresarnos, que las ideas surjan de abajo a arriba. Esto ocurre tanto en la empresa, como en lo personal y en la política. Ya forma parte de nuestra forma de ser.
  • Hemos llegado a tiempo para saber adaptarnos a un mundo que cambia muy rápidamente. Como ejemplo te recuerdo que hace siete años no existía Whatsapp, la forma que tenemos de comunicarnos ha cambiado de una forma brutal en muy poco tiempo. El mundo avanza y nosotros no nos quedamos atrás, algo que sí ocurre con las generaciones anteriores incapaces de seguir este ritmo.
  • La siguiente generación (generación Z) está menos orientada que la nuestra y necesita de buenos ejemplos que los guíen. Los más jóvenes tienen una mayor conciencia ética, política y social que nosotros. Debemos aprovechar esto y encargarnos de darles las herramientas que les permita explotar todo lo que pueden ofrecer al mundo.

Somos los encargados de la transición de siglo, que todavía no ha llegado, los responsables de ese esperado cambio de mentalidad del sistema. El punto de unión, el eslabón, entre el siglo pasado y el actual. Nos vamos a enfrentar a grandes retos (reinventar la democracia, la superpoblación, la escasez de recursos, acabar con el petróleo, la eliminación del trabajo manual en beneficio de la robótica, entre otros) y no van a ser fáciles, pero podemos lograrlo. En nuestras manos está el hacer algo grande o condenar a la humanidad a su desaparición. Todo depende de nosotros, es mucha responsabilidad pero yo sé que somos capaces. ¿Y tú?

Show your support

Clapping shows how much you appreciated @pablogbxci’s story.