¿Para quiénes están hechas las Campañas Políticas en México?

“La tiranía de un príncipe en una oligarquía no es tan peligrosa para el bienestar público como la apatía del ciudadano en una democracia”

- Charles de Montesquieu

A menos de un mes de haber empezado oficialmente las campañas políticas para la elección presidencial 2018 en México, los candidatos y sus partidos han tapizado las calles, plazas públicas, televisores, radios, redes sociales, y todo aquel medio o herramienta de comunicación de que se puedan echar mano, para transmitir su mensaje. Tanto AMLO, Meade, Anaya, Margarita Zavala y El Bronco, los cinco afortunados mexicanos que estarán en la boleta, dispararán hasta el día de la elección todo su arsenal de mensajes, desplegando sus estrategias de comunicación con miras a poder consolidarse en las preferencias electorales y ocupar la presidencia de México.

Todo para que el 2 de julio los mexicanos decidamos por alguno de ellos. Este 2 de julio, los mexicanos decidiremos, nos repite una y otra vez el INE. Pero ¿Qué mexicanos? Se supone que las campañas políticas están hechas para presentar propuestas, debatir ideas y convencer al electorado, pero ¿A quiénes realmente convencen estos enormes y millonarios esfuerzos de comunicación que llamamos campañas políticas? ¿Qué votantes deciden o cambian su intención de voto durante el periodo que duran las campañas? Es decir, ¿Para quién realmente están hechas las campañas políticas?

Para poder resolver estas interrogantes, debemos conocer primero quiénes votan en nuestro país. La lista nominal del Instituto Nacional Electoral cuenta con 89 millones 315 mil 178 ciudadanos[1], quienes son los mexicanos que tendrán la posibilidad de emitir su voto el 2 de julio. Pero no todos los que pueden, ejercen su derecho a votar. En México, el promedio de participación de las últimas tres elecciones presidenciales es de 61%. (63.97% en 2000, 58.55% en 2006 y 63.14% en 2012). Si tomamos el promedio de las tres últimas elecciones y lo contrastamos con la lista nominal, ese 61% son aproximadamente unos 54 millones de mexicanos que posiblemente participen en esta elección presidencial 2018. (Por cierto, 54 millones representan el 41% de la población total del país, con lo que podríamos asegurar que aproximadamente este 41% de los mexicanos, definirán con su voto, quien gobernará los próximos 6 años).

Ahora, una vez que tenemos un estimado de quienes votaran el 2 de julio, falta preguntarse ¿Quiénes de estos ciudadanos se deciden por uno u otro candidato durante la elección? Según datos de consulta Mitofsky, una gran parte del electorado mexicano decide su voto mucho antes de que inicien las campañas electorales. Sus datos muestran que en 2006 el 59.6% de los encuestados, aseguro que siempre vota igual, por la misma fuerza política, partido o coalición. En 2012, el 56.1% de los encuestados declaro que siempre vota igual. Además, tomando en cuenta a las personas que deciden su voto un aproximadamente un año antes de la jornada electoral, vemos que en 2006 el porcentaje es de 12.6% y en 2012 de 11.3%.

Es decir que solo aproximadamente el 30 % del electorado mexicano (26% en 2006 y 31% en 2012) decide su voto durante el periodo de las precampañas y campañas en elecciones presidenciales. Solo 1 de 3 ciudadanos que participarán en la elección decidirá su voto en los meses que anteceden a la jornada electoral.

Y todas esas pláticas de café, discusiones familiares, comentarios y memes en Redes Sociales compartiendo las bondades de nuestro candidato favorito o tirándole a aquel que no soportamos, para poder convencer a alguien, parecen ser en vano. Los datos nos muestran que la mayoría de la gente ya tienen decidido su voto y no lo cambiará. Por lo que nuestro debate como ciudadanos, durante estas elecciones, debería centrarse más en nuestras problemáticas locales y las propuestas para poder resolverlas, que en querer convencer a quienes ya están, como la mayoría de nosotros, convencidos.

Entonces, ¿para quiénes están hechas las campañas políticas? ¿Si solo el 41% de los mexicanos decidiremos pero de esos 54 millones, dos tercios ya tenemos decidido nuestro voto? Las campañas se hacen para ese 30% que decide en los últimos meses, que representan aproximadamente 18 millones de votos. Ellos son quienes pueden decidirse por un candidato u otro y son a esos votantes a quienes los candidatos apuntan para poder llevar su mensaje y sumar a su causa.

Así que todo este despliegue de propaganda y mensajes por medios electrónicos, todos esos eventos, debates, mítines y giras, todos estos millones y millones de pesos de presupuesto federal invertidos, para que los indecisos, puedan decidir en la recta final del proceso electoral, y definir quién será el titular del Ejecutivo hasta 2024.

@Pachecoperal.}

Más letras en:

www.intencionpolitica.com

www.pachecoperal.com