Sorpresas

A veces las cosas se presentan de forma inesperada. Y cuando digo cosas, me refiero a personas.

¿Qué es el amor si no un cúmulo de pequeñas sorpresas?

Te sorprendes cuando ves a alguien que te parece atractivo. Aun más va aumentando esa sorpresa cuando consigues hablar con esa persona y ves cuantas cosas tenéis en común. No quiero ni mencionar la sorpresa de esa primera sonrisa que te calienta dentro del pecho, ese primer beso que da alas. Esas primeras sorpresas de la primera vez que practicáis sexo, la sorpresa y reconciliación de la primera pelea.

Esas sopresas, juntas, incontables que crean el amor.

Pero hay personas que te llegan a lo más profundo del corazón, sin la necesidad de que existan esas sopresas. Deseas que existan, que se conviertan en una realidad, pero simplemente, nunca suceden.

Ojalá llegaran algun día. Ojalá…

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.