Compras online e inclusión financiera una oportunidad para Chile y su gente

Pago 46 ya está en Chile

El comercio electrónico de Chile se ha beneficiado por la creciente demanda de consumidores que realizan compras online, y elementos como la inclusión financiera aportarán el impulso definitivo.

El sector consumidor de Chile cada día se inclina más por los beneficios que ofrecen el comercio electrónico y las ventas por internet. Uno de los elementos que ha influido notablemente es el avance en la conectividad móvil. La penetración de Smartphones en nuestro país pasó en menos de dos años de 36% (2014) a 65% (2016).

El acceso a internet en la población se encuentra en 80% y en pleno ascenso, permitiendo un crecimiento sostenido del comercio electrónico.

Podemos preguntarnos entonces, ¿en qué se beneficia el consumidor online, y cuales elementos están interviniendo para que ocurra este fenómeno?

El comercio chileno está en plena fase de transformación y adaptación, el objetivo es ofrecerle al usuario soluciones integrales que cumplan con sus expectativas y necesidades. Hoy en día la aceptación de los usuarios es cada vez mayor gracias a la confianza que se ha generado con esa visión.

Los consumidores usan sus dispositivos móviles (Smartphones, tablets) para buscar promociones, ofertas, e incluso pagar bienes y servicios disponibles en internet.

El acceso móvil le permite al ciudadano común de nuestro país una experiencia más personalizada, las empresas por su parte están volcando todo su esfuerzo en identificarse con todas las necesidades de ese consumidor.

En general los latinos eligen ingresar al comercio electrónico porque es una excelente alternativa para compras personales. La comodidad de realizar pagos en línea, además de una mayor oferta de productos y servicios más baratos.

A finales del 2016 los consumidores online superaron la barrera de 4,5 millones de personas, los compradores habituales gastan alrededor de 620$ por año en sus compras online (según cifras de la Cámara de Comercio de Santiago).

Los productos con mayor demanda son la ropa, bienes para el hogar, equipos electrónicos y juegos en línea. Otro sector que está ganando terreno en los servicios online es el turístico (boletos de avión, hoteles, tours, alquiler de vehículos).

Las compras online ofrecen gran practicidad para realizar adquisiciones personales, el usuario tiene la posibilidad de realizarlas sin importar horario ni fecha con el uso de su teléfono móvil.

Según el empresario tecnológico Bill Gates en 2030 existirán más de dos mil millones de personas que usarán sus dispositivos móviles para comprar y ahorrar gastos, e incluso serán elementos indispensables para la población no bancarizada.

A nivel global existen importantes logros con la inclusión financiera, personas que no poseen instrumentos financieros se quedan fuera del comercio electrónico, siendo el método de pago más usado las tarjetas de crédito.

Chile cuenta con empresas emergentes que están ofreciendo soluciones a todo el sector económico, el consumidor común es el más beneficiado, ya que le permite hacer compras online a través de métodos de pago novedosos, seguros e inclusivos. Estos sistemas se apoyan en una plataforma móvil, brindando versatilidad y eficiencia.

La confianza del usuario es primordial, razón por la cual cada día tanto empresas proveedoras de productos y servicios online, así como startup del sector financiero tecnológico (Fintech), ofrecen métodos de pago alternativos según las necesidades del consumidor.

En resumen contamos hoy día con gran potencial sobre la oferta y la demanda en el comercio electrónico. Con el índice de acceso a internet más alto en Latinoamérica, proveedores e inversionistas apostando a la oferta de productos online de mayor calidad y a mejor precio, y un sector consumidor que recibe más acceso a las compras online con la inclusión financiera.

Podemos decir con orgullo que ¡el futuro de Chile y su gente es digital!