TEN LA SEGURIDAD QUE TE QUIERE COMER.

En el coaching dijeron que deben dejar de obviarse las situaciones, como cuando prendes la luz y en automático se alumbra la habitación, porque es lo que debería pasar y ya ni siquiera piensas en ello, solamente sucede, es la rutina diaria.

A ver, pero dime: ¿Qué certeza puedes tener en la vida si en la cocina de tu primera casa la lámpara no sólo prendía cuando quería, sino que zumbaba tanto aún apagada, mientras decidía si le daba la gana funcionar o no, que te dejaba todo scared the shit out of you?