Un señor en bicicleta me hizo acordar de nuestras tetas

Mis tetas

A la altura de las tuyas

Las encaran frente a frente, como narciso contempla el agua

Mis tetas

a la altura de las tuyas

las encaran y les dicen que son

absolutamente

perfectas.

Asi como narciso mis tetas saben

ellas mismas

que son perfectas

(no porque les hayan dicho, sino porque yo que me las llevo todos los dias a todos lados con orgullo de ser mujer)

Mis tetas,

que se saben perfectas, encaran las tuyas frente a frente

como oliveira mira la boca de maga:

la luz dorada de mi estufa y el calor que sale de ahi las pinta como volcanes

que tiemblan

con la fuerza de la tierra

como si a cualquier momento algo fuera a cambiar

violentamente,

algo pudiera eXplotar y chorrear

dulce de leche

o lava.

entonces mis tetas

y las tuyas

respiran,

Temblantes,

contentas,

y se acarician

mientras mi pansa

y mis bocas

empiezan a buscar las tuyas

moviendose como peces en el agua.

Esta tarde un señor me paso en una bici vieja de esas que hacen certa gente sentir que vive en el mundo en que nos gustaria y el señor me genero simpatia y me dio alto regalo porque tenia los ojitos apretados y me di cuenta que era por el frio y que los ojos tambien tienen frio y que los humanos tambien tienen frio adentro de los ojos y yo tambien. Entonces aprete los ojos como el y senti un alivio, pero el regalo no fue el alivio, sino la consciencia de una sensacion que

ya sentia

y no sabia.

Tambien porque yo,

entera,

por un momento fui

ese señor.

Eso no tiene mucho que ver con tus tetas perfectas que son diferentes de mis tetas perfectas pero si con cuando apretas los ojos de placer y yo,

ahi,

soy vos

porque cuando veo tus ojos apretados siento um placer que me hace apretar los mios.

Yo,

entera,

vos,

entera

y nuestros ojos se comunican y juegan unos a los otros mientras nuestras tetas

gloriosas,

divas,

reinas de sus reinados se tocan como brindando sus

distintas perfecciones.

Cuando era chica sentia esas verguenzas de cosas que en verdad son gloriosas.

una era cuando mi mama mostraba su super poder de adquirir acentos ajenos instantaneamente — como si al decir hola a alguien de cordoba te salga naturalmente en cordobes, pero de verdad, y a veces me veo haciendo gestos tuyos y siento esa misma verguenza de niña

pero yo se

que en verdad

Esto es un superpoder.

Yo tengo el superpoder de ser un señor y sentir una sensacion suya que yo nunca habia sentido y el superpoder de ser vos cuando apretas los ojos de placer

y por eso escribo

sino los arboles serian todos mudos

Pero cuando mis tetas,

llenas,

sensibles,

perfectas

miran tus tetas-volcanes

temblantes,

irresistibles,

perfectas,

no hay agua,

no hay espejo.

somos dos,

enteras.

Like what you read? Give Paola Santi Kremer a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.