The Low Line


Un grupo de arquitectos neoyorkinos están convencidos de que los parques elevados no son la única forma de maximizar el potencial del espacio público de una ciudad, específicamente de una ciudad como la suya, donde al tratarse de una isla el tema del suelo disponible es un punto bastante determinante. Este equipo de diseñadores, liderado por Dan Barasch, han denominado al proyecto: “The Low Line”, y se trata de un espacio público subterráneo, que aprovecha una abandonada terminal de tranvía de más de 4 mil metros cuadrados en el Lower East Side de la ciudad de Nueva York. Una de las características que cabe recalcar es que esta zona cuenta con un muy bajo nivel de áreas verdes. Además se encuentra conectada a una estación del metro, la estación Essex Street, lo que permitiría una interacción bastante dinámica con la población. Para el equipo de diseño de este proyecto, se trata de una oportunidad única para transformar un espacio abandonado en un elemento que impacte positivamente la vida de la sociedad en general.

© the lowline 2015 all rights reserved

¿Cómo iluminar un espacio subterráneo de manera sustentable?
Probablemente esta es una de las preguntas más lógicas al escuchar acerca de un proyecto subterráneo, y la respuesta es bastante innovadora, se ha propuesto una tecnología que lleva por nombre “tragaluz remoto”, diseñado por James Ramsey de RAAD Studio, y consiste en un captador de luz parabólico que concentra toda la energía lumínica a través de un tubo con cables de fibra óptica y que a su vez es transmitida hacia el subsuelo y reflejada a través de un domo, funcionando como una lámpara común. Lo más interesante de este tipo de tecnología es que es posible transmitir la cantidad necesaria de longitudes de onda para que una planta pueda realizar la fotosíntesis.

© the lowline 2015 all rights reserved

¿Cuál es el objetivo de “The Low Line”?
Uno de los principales objetivos de los creadores de esta idea es el de rescatar un espacio que se encuentra en abandono, el cual cuenta con un gran valor histórico, y al mismo tiempo implementar tecnología solar de última generación que permita cultivar y mantener vegetación debajo de la superficie, creando así una nueva clase de espacio público, pero sobre todo mejorando la calidad de vida de los ciudadanos.

© the lowline 2015 all rights reserved

¿Cómo financiar un proyecto de este tipo?
Las redes sociales han jugado un papel fundamental en el desarrollo de este proyecto; el equipo de diseño convocó en el sitio Kickstarter a una colecta para poder llevar a cabo esta innovadora idea, además un gran número de patrocinadores tanto políticos como comerciales se han involucrado en esta causa. La colecta ha permitido recaudar mucho más de lo esperado, ahora solo basta esperar a ver como esta idea se materializa.
Para saber más sobre este proyecto recomendamos visitar su sitio oficial:
http://www.thelowline.org/

Like what you read? Give parachute estudio a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.