La realidad entre guiones

“Por ningún lado se encuentran rastros de valentía quienes la vieron dicen que estaba pálida y fría”, así canta Yordano en una de las estrofas de la canción que represento la novela “Por estas calles” la cual se transmitía por RCTV en 1992. Dicha novela era considerada como un periódico televisivo ya que dramatizaba todas aquellas situaciones que abordaban la corrupción y la delincuencia en aquel entonces. Lastimosamente Venezuela siempre se ha caracterizado por la corrupción política existente en casi todos los periodos presidenciales por los que hemos pasado. El periodo presidencial durante el cual esta novela se filmó, no fue la excepción ya que la corrupción política, social y económica estaba presente diariamente. Esta novela buscaba demostrar y dramatizar lo que en este país se vivía día tras día y tuvo un fuerte impacto en la sociedad.

Por estas calles era una novela que no buscaba acabar con el gobierno corrupto de aquella época, si no que buscaba despertar a una sociedad que se encontraba paralizada y totalmente dominada bajo la represión y el silencio. Esta novela mostraba y dramatizaba lo que la sociedad no podía decir, lo que los venezolanos tenían miedo de expresar. En todas las escenas de esta novela se pudo apreciar corrupción, delincuencia e injusticia que era lo que se vivía en esos días y lo que vivimos actualmente.

Entre uno de los personajes que causo polémica podemos mencionar a Marco Aurelio Orellana mejor conocido como “Don Chepe” “el hombre que pone la comida en la mesa venezolana”. Él era el dueño de una empresa alimenticia quien fue tomando más y más popularidad y decidió postularse como candidato para la gobernación de Caracas. Resulta que este Marco Aurelio Orellana no era más que un corrupto haciéndose pasar por humilde para ganar la gobernación, capricho que logra cumplir. Luego de esto, junto con su amante Lucha Briceño empieza su campaña presidencial. Lucha Briceño era la dueña de una agencia de prostitución y ella ayudaba a don chepe a acercarse cada vez más a Miraflores ganándose a los pobres regalando comida y llevando a cabo actos deshonestos incluso cuando sentía deprecio hacia la gente de barrio sin que nadie lo notara. Marco Aurelio Orellana era considerado como una representación televisiva de Carlos Andrés Pérez y Jaime Lusinchi, quienes junto con sus amantes se encargaban de demostrar una imagen admirable mientras que robaban y gobernaban corruptamente.

Por otro lado, como otro personaje que causo revuelo en la población televidente podemos destacar al famoso “hombre de la etiqueta” conocido como Natalio Vega, papel que era interpretado por un gran actor venezolano llamado Carlos Villamizar. Este personaje se encargaba de tomar la justicia por su mano, es decir asesinaba a todo aquel que traficaba droga o cometiera actos vandálicos contra la sociedad. Natalio Vega era un policía corrupto debido a las formas de castigo que este llevaba a cabo obligando a todas sus víctimas a colocarse una etiqueta en el pie antes de ser asesinados. Este personaje tenía sed de venganza debido a la muerte de su hijo Héctor Vega, muerte por la cual Eurídice Briceño quien era una de las protagonistas de la serie era culpada injustamente. Para el pueblo venezolano El hombre de la etiqueta era visto como un justiciero, en vez de ser visto como un asesino. A pesar de que el castigaba a los detenidos de manera corrupta era considerado como un héroe por parte de la sociedad venezolana de aquel tiempo.

Así como esos dos personajes hubo muchísimos más que causaron polémica debido a la gran libertad con la cual representaban la constante realidad de nuestro país. Por estas Calles fue una novela que a partir de las 9 de la noche paralizaba a casi toda Venezuela. Las personas se sentían identificadas con todo aquello que se mostraba en la pantalla. Cada personaje era característico y cada venezolano se sentía identificado con alguno de ellos.

Después de ver esta novela me surgieron una gran cantidad de preguntas, ¿Cuánto tiempo nos tomaría filmar una novela en la cual se dramatice todo lo que vivimos hoy en día? ¿Qué pasaría con aquel elenco que se atraviese a ser parte de una novela tan polémica? ¿Cómo reaccionaría el gobierno actual ante tal dramatización de la realidad? Además de esto pude notar que los venezolanos tenemos una trágica realidad que existe desde hace tiempo atrás y de la cual no escaparemos pronto ya que para que sucedan cosas malas solo se necesita que las personas buenas no hagan nada.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Patricia Taffin’s story.