PFG entrena tu ser físico y tu ser espiritual

Por Natalia Quiroga Sáez

Más que una entrenadora personal, soy una life coach, dice Patricia Mulet-Riesco, mejor conocida como Patricia FitnessGurú (PFG). Su cuerpo tonificado, mirada serena y rostro sonriente transmiten una sensación de bienestar y salud al instante. En su piel llena de tatuajes conviven símbolos de una vida atrevida y de contacto con la naturaleza. Dos guantes de boxeo en su cuello y un buda en su hombro izquierdo que está mirando hacia el mundo, hacia la naturaleza humana. Con su cabello castaño y ojos color café, PFG muestra seguridad y un objetivo claro:

“Busco mejorar todos los aspectos de la vida de una persona. No solo su apariencia física, sino su vida personal y profesional. Su energía y su actitud ante las cosas”.
Patricia FitnessGurú

Patricia ha entrenado a más de 20 mil personas en distintas ciudades del mundo. Desde Sydney, Brighton, Miami, Barcelona, Buenos Aires y Punta del Este, PFG tiene más de una década de experiencia en nutrición, entrenamiento físico y desarrollo personal en tres continentes.

Patricia estudió terapia física por cuatro años en Australia y se especializó en ejercicios físicos, rehabilitación deportiva, nutrición para niños y para diabéticos y celíacos. Tiene una vasta experiencia en deportes de mayor impacto muscular como el boxeo, así como en ejercicios de estiramiento y relajación como el yoga y la meditación.

A sus 18 años, PFG empezó a trabajar en el Gold’s Gym de Australia, una cadena mundial de gimnasios con más de tres millones de usuarios en más de 35 países. Allí, entrenó a deportistas profesionales e incluso dio clases de salsa, un baile que le apasiona.

“En un momento de mi vida, me di cuenta que el deporte, el bienestar y cuidar de las personas era lo mío”.

Además de los entrenamientos personales que genera para una persona y su familia, PFG hace Bootcamps femeninos y un programa de entrenamiento de little luchadores, con chicos entre 8 y 18 años. “Siempre he sido muy apasionada por los niños”, agrega.

Patricia FitnessGurú y sus little luchadores

El objetivo de Patricia es el desarrollo del ser espiritual y de la independencia de sus alumnos. “Les voy dando todas las herramientas que necesitan y luego los voy dejando”, explica PFG. Si bien se vuelve una pieza fundamental como life coach, “siempre les digo a mis alumnos: ‘Yo viajo mucho y no voy a estar en tu vida para siempre’”.

Su prioridad y misión de vida es recorrer diversas ciudades del mundo para seguir produciendo impactos positivos en mayores grupos de personas. Aunque ha cambiado de coordenadas varias veces, sigue en contacto con muchos de sus alumnos que entrenó hace años.

Sobre por qué está en Buenos Aires, Patricia dice:

“Hacen falta muchos cambios en Argentina. Los argentinos trabajan más su ser físico, su ego; lo que genera una falta de conexión con su ser espiritual, con su alma”.

PFG dice que en otros países del mundo donde hay buena economía y paz, las personas tienen oportunidades de encontrar otras cosas. Mientras que en el país albiceleste, a su parecer, aún mucha gente vive en lucha. “Por eso estoy dispuesta a hacer un cambio espiritual en Argentina”, dice.

Entrenamiento de boxeo con Patricia FitnessGurú