Siempre me quedará la hostelería

Punto a favor: me gusta.

Punto en contra: el sueldo.

¿Justo? Queeee va…. (con entonación de “quéééé vaaaaahhh……”

Señores de las oficinas con el tiempo justo para almorzar que gastan diariamente 2,20 ó 2,50 euros en su desayuno y almuerzo, un total de 46€ al mes, contando con 5 días a la semana desayunando con “nosotros”.Que bien que la gente emplee este dinero para darme trabajo, estoy agradecida (y borracha). (Lo que se pone entre paréntesis no cuenta,no?).

A lo que voy, tengo una licenciatura, es decir, mis padres han pagado para que estudie una carrera universitaria de 5 años, repito, 5 años de duración en la capital de España, que por si no se sabe, es Madrid, no Barcelona, aunque sea la ciudad más “ internacional”(¡fíjate tú qué cosas!). Madrid no es una ciudad barata, no es como Teruel, por ejemplo. Hay que pagar alquileres abusivos, transporte, etc.

¿Qué pasa con esa licenciatura? nada… porque no pasa nada, gente incompetente, sin ganas de trabajar y cansados de la vida que tan sólo buscan retirarse y vivir en la playa (¡Ostrás! yo tengo casa en la playa! Más de una!) no dan la oportunidad a jóvenes con ganas de comerse el mundo como yo. Así que aquí estoy escribiendo estas líneas.

En definitiva un desastre de sociedad, que si no tienes un “padrino” que te eche una mano en el trabajo, que esperemos que no sea una mano literal, porque sino pequeñas es acoso y puede ir a la cárcel, no consigues trabajo.

Conclusión propia: MENTIR MENTIR MENTIR. Igual que las empresas piden de 5 a 8 años de experiencia en un sector tu tienes de 7 a 10 años ;) quién lo va a notar? ¡Nadie!

*Comunicadora audiovisual sirviendo cafés en un Rodilla.

Like what you read? Give Paü Heidemeyer a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.