A mi amiga Mariana

Siempre linda, siempre aplicada, entre pastillas contra la esquizofrenia, la leucemia y su ansiedad: una de las mejores personas.

Compartí con vos poco tiempo, pero juro solemnemente que has sido de las mejores personas que han pasado por mi vida: y que sos una persona increíble, una mujer guerrera, inspiradora, siempre dispuesta a ayudar, cortés y leal. A veces muy pesimista, pero una linda persona siempre, ocurrente, expresabas en tus ojos todo lo que sentías, la verdad teñida de ternura cuando hablabas, la inocencia ejemplificada, todo lo que era feo desde tu punto de vista era mejor, pero siempre una belleza de persona.

Una futura chica tec, añorabas con todo tu ser lograr entrar a estudiar. micro tecnologías, inteligente, buena en matemáticas, química y física; a ninguno le daba la cabeza para tanto.

Espero que todo esté bien, que en tu corazón todo mejore, que todo sea mejor para vos que nos dejas al principio del camino, que todos tus sueños se cumplan, que todo lo que esperas te esté esperando a vos, que la vida te sonría enormemente, que todo mejore, que tu amor propio sea tan grande como tus ganas de salir adelante; esperamos que ese tiempo se pase rápido, porque te vamos a extrañar demasiado, fue poco tiempo el que estuviste con nosotros, pero dejaste una huella enorme en nuestras almas. Es muy pronto para decir te amo, pero lo mereces enormemente. Te amamos, te esperamos con los brazos abiertos y con todo el amor del mundo.

Atentamente: la 11-B

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Paula Cavero’s story.