Cuatro años desvaneciéndote.

Cierras los ojos y respiras. Esperas a expulsar la última bocanada de aire para proseguir cuestionándote el hecho de que, ya no está.

Ya no sigue a tu lado para los días de invierno, de chocolate caliente con manta, de domingos interminables mirando la lluvia caer por la ventana, de los días en los que el mar está imposible pero aún así te tiras de cabeza. Esa fuerza que hacía que no tocases el suelo con los pies, sino el cielo con la punta de los dedos. Esa fuerza que te arrancaba de tu sombrío lado y hacía que tuvieras los días más iluminados de tu vida, como cuando en una fotografía la luz está quemada, de la misma forma. Ese tipo de esperanza que te desgarra el alma para dejar salir una carcajada de vida.

Y te dejas llevar. Te dejas llevar por los recuerdos del ayer, por los de un futuro que nunca llegarán. Te preguntas a ti mismo si tal vez, las circunstancias de esos recuerdos del futuro serían como imaginabas, o no. De si seguiría teniendo el mismo sonido en su risa o si seguiría con el mismo corte de pelo.

Esperas cruzarte con esa cara que guarda cierto parecido, un conocido de otra vida, un amigo. Chocar con alguien, hombro con hombro, y esperar escuchar su voz disculpándose, tendiéndote la mano para ayudarte.

Esos segundos previos en los que parpadeas y te desvaneces en el mundo, desapareciendo y apareciendo en otra dimensión, en la cual todo el dolor, toda esa tristeza no existe y se transforma en paz. Ojalá me quedase ahí para siempre. Sintiendo el calor en el corazón, teniendo lágrimas de solo reír, temblando por la felicidad.

Abres los ojos y te paras. Te paras y te pones a pensar en todos estos años. En si ha valido la pena recordar, tener presente todo ese dolor, esas memorias que no tendrán un futuro cercano y mejor. Le das vueltas y vueltas a todos esos sentimientos, todas esas cosas que tienes dentro esperando a salir, rasgando tus costillas y poco a poco tu pecho pero lo único que quieres…

Es desvanecerte en el mundo.

A single golf clap? Or a long standing ovation?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.