NOS VAMOS


No pasa nada, nunca pasó y nunca pasará.

Nos vamos porque se nos hizo tedioso volver y volver y volver a vivir. Por que tenemos los pies cansados, por que los ojos se nos han secado y los corazones ya no se llevan bien con la mente.

Nos vamos para no regresar, al menos eso espero.

Nos hicimos a la idea del miedo y hoy que no lo tenemos, no tenemos nada. Nos hicimos a la idea del fracaso y hoy que no tenemos nada que hacer, somos lo mismo que nada.

Nos vamos porque hicimos ya demasiado y lo que pasó no pasará de nuevo, lo que encontramos y soltamos no lo encontraremos otra vez.

Nos vamos y me voy, espero para no volver. Todo el tiempo, él fue el único que me ha acompañado, y como no pasa nada, el tiempo no ha pasado. Me quede esperando como siempre, esta vez la impaciencia me lleva a lo más lejos que puedo, y justo allí probablemente no haya nada;

justo lo que quiero.

Me voy y nos vamos, porque siempre quisimos. Me voy por la puerta de atrás para no hacer escándalo, no lo necesité ni lo necesito ahora. Realmente nunca necesité de nada, no sé para que pedía, no sé para qué esperaba.

Me voy no por aburrimiento, me voy por cansancio. No por la gente si no por los espacios. No por los logros sino por los fracasos, esos que nunca pasarán porque nunca pasaron.

Me voy y nos vamos si quieres acompañarme, aunque de igual que en la orilla del universo, dentro de las recónditas dimensiones del cosmos, seguiremos caminando solos, cada quien por su lado.

Porque nada pasa, porque nunca nos vamos.

Show your support

Clapping shows how much you appreciated Paules Quinea’s story.