Menos desempleo ¿a causa de qué?: “empleo basura”.


La principal característica del empleo es la temporalidad. Los contratos firmados en los últimos meses de 2015 tienen una duración de siete días o menos.
 Además de la duración de los contratos, prima en ellos la jornada parcial, de forma que los empleos por horas son los que más se ofertan.
 Con ello, se llega a la conclusión de que un contrato no es sinónimo de tener un puesto de trabajo, puesto que no se asegura ninguna fiabilidad.
 
 Además, hay que tener en cuenta y darle importancia al tipo de contrato más llamativo en el último año 2015. Las empresas ofertan empleo y después ofrecen contratos de obra y servicio, de forma que son empleos eventuales o de producción, lo que se caracteriza por ser contratos de mínima duración.
 
 Si uno mismo se caracteriza como un miembro más de esta sociedad, se sentirá afectado cuando le dicen que el empleo ha aumentado, que hay menos desempleo y que las empresas cada vez ofertan más oportunidades para insertarse en el mundo laboral.
 
¿Qué oportunidad es un empleo de tales características?
 Un padre o madre de familia, que tiene que alimentar a sus miembros, no puede mantenerse con un sueldo por horas, ni un contrato que no sabe cuándo va a finalizar. La seguridad en una familia es necesaria aunque sea por un tiempo delimitado, pero vivir con la inseguridad constante sin tener una felicidad asentada por obtener un puesto de trabajo, es inviable.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.