Decepcionado

Soy un Diseñador Gráfico de la Universidad de Buenos Aires, me costó un par de años recibirme para que luego me de cuenta que las personas «comunes», las que no se preocupan por diseño, le dan muy poca bola a nuestros servicios.

Prefieren pagar más barato o hasta hacerlo por ellos mismos mientras no se dan cuenta que cuando hacen algo, no queda tan bien como ellos piensan.

Sé que es más fácil que una persona tenga ideas de diseño que de ingeniería industrial, pero yo siento que la importancia de nuestra profesión se la da uno mismo.

Si vas a poner a rebajarte en tus precios, estás por un mal camino, por más que no consigas a ese cliente con el que tanto te hubiese gustado trabajar. Preferible dejar pasar esa oportunidad y esperar al cliente verdadero, el que te va a dar ganas de ayudarlo.

Siempre debemos tener en cuenta que somos algo raros, y que no nos gustan la mayoría de las cosas tradicionales, programas de tv, novelas (series de netflix si y películas también). Pero bueno, siempre vamos a estar catalogados como los bichos raros.

Prefiero que sea así y no ser nunca una persona «común»