El ataque de los “sabios de revista”

El término “sabio de revista” lo acuñé para hablar de un tipo particular de persona. El ‘sabio de revista’ para mí es aquél que con leerse un par de artículos sobre un algo y buscar en Wikipedia unos ejemplos, comienza a pontificar sobre un tema.

Estos personajes abundan en tópicos como las redes sociales o las aplicaciones móviles, se mimetizan como consultores de tecnología o de cualquier cosa que suene ‘HOT’ o ‘Trendy’, y casi siempre son los primeros en atrapar incautos que desean hacer proyectos en ellos.

Por el contrario para mí, el “sabio ingeniero” más allá de ser alguien que se haya graduado de la universidad, debe ser alguien que ejercite el ‘ingenio’, por eso el ‘ingenioso’ hidalgo Don Quijote de la Mancha hace parte de esta noble estirpe.

Se necesita gente que use su capacidad para analizar los problemas y pueda formular nuevas soluciones, que logre crear sinergias y haga que las cosas pasen.

Los ‘sabios de revista’ son, en parte, los causantes que las personas no deseen intentar cosas nuevas en sus empresas u organizaciones, pues de seguro han tenido una mala experiencia con alguno de estos personajes.

El ‘sabio de revista’ sabe decir que sí a todo, ocultando a los demás las dificultades de los procesos y las soluciones. Dice lo que los demás desean escuchar, pues no es secreto que nadie quiere que le digan que debe hacer cambios en sus procesos, o innovar en su modelo de negocio, reingeniar el recurso humano… prefieren que les digan que todo es fácil y barato.

En el centro histórico de la ciudad de Panama, conocí al Sr. Rollo, que lleva muchos años en su negocio de lustrar zapatos, él me explicó el proceso de cerrar los poros de una bota nueva, usando la llama de un periódico ardiendo. Mientras lo hacía me dijo lo siguiente: ‘todo en la vida tiene su ciencia’ y tiene razón.

Si usted desea crear una aplicación para un hospital, hacer una nueva forma de pago electrónico o lograr que todos los jóvenes de 15 a 25 años entren a su sitio web, ¿quien dijo que con unos cuantos dólares y un solo ‘muchacho’ que se disfrace de “community manager” lo puede lograr?.

No estoy diciendo que todo debe ser caro, lo que digo es que el viejo dicho en inglés ‘if you paid peanuts, you get monkeys’ -que traduce ‘ si pagas maníes, obtienes simios’- es aplicable para todas la áreas de trabajo, en especial la de la tecnología y de la economía digital del conocimiento.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.