Cuando la Creatividad se olvida por el Dinero

Comencé a escribir este post cuando leí un articulo (del cual perdí el link) sobre como se ha prostituido la creatividad publicitaria creando campañas tan absurdas y ofensivas, estas rayan en los clichés y sobre todo, se extralimitan en los limites de la ética publicitaria de una agencia. Si aún estuviera estudiando, creo que esto fuera un tema de discusión con mi catedrática de dicha materia, de quien aprendí a ser ético y fiel a la creatividad, más no al dinero.

Y esto sale a flote con la campaña de una compañía de telefonía móvil, de la cual saco una muy buena campaña, pero que en realidad cae en lo ofensivo, obsceno y hasta idiota. Pues para que esto funcione, se debe tener en cuenta el mensaje que crea en la mente del público tanto la edición gráfica como el mensaje en si. Pero esta campaña llega al centro de esto, donde el uso de una imagen (o fotografía) con un hombre con imagen de ser, económicamente bien posicionado, y una mujer de color junto a él con una frase que se lee “bienvenida conveniencia”.

Personalmente esto me hizo retorcerme de indignación, mucho más que otras veces, porque se está haciendo una clara referencia del cliché de la mujer que busca a un hombre “pudiente” por el dinero más no por sus emociones o sus compatibilidades. Lo pero de todo, es que se habla de una igualdad de genero y que la mujer no se vea como un objeto, de burla, de menos, pero la publicidad es “creativa” aunque caiga en el sexismo, machismo y el racismo.

No me importa si el consejo anuló o baneo muchos otros artes, voy a enfatizar en que, la creatividad no es precisamente la adecuada. Recuerdo aquellas mañanas donde veía los anuncios de las tiendas nacionales y que se hacia con esfuerzo, aquellos spots donde aparecían los lugares de alto grado turístico y que eran más creaciones internas que una acción de copia y pega de una campaña en otro país.

No es malo el que se basen en otras campañas, pero mientras sean eso, una base; pero de eso a copiar literalmente todo, pues en realidad eso demuestra que la “calidad” dejo de ser algo primordial y se antepone la “cantidad” que se ofrezca y se de.

No, no es cierto que el cliente tiene la razón, en realidad ellos quieren algo y es desde ahí donde se pierde el objetivo del mismo, porque en realidad se debería de luchar por hacer lo que de verdad se debe hacer, quizá no será exactamente lo que uno ha creado, pero debe llevar una parte de nuestro empeño, las horas que hemos desperdiciado analizando y creando. Recuerden algo siempre que esto pase: ES SU TRABAJO Y ESTE HABLA DE USTEDES NO DE LA MARCA/COMPAÑÍA.

No sé si en realidad, como es de costumbre en el país, se haga todo por dinero, y no me extrañaría porque para todo se mueve de esta manera. Vamos, es que es enfermizo el saber que colegas quienes tienen una calidad imaginativa y de creatividad tengan que hacer, aquello que el cliente ve como fenomenal pero en realidad es una simple linea hecha en MS-Paint.

En la película de Post Grad hay una escena donde el tipo es un productor de spots, y esta haciendo uno para un producto que pela aguacates y es donde mencionan la palabra mexicano, pero el cliente dice y reitera que eso no es suficiente y que debe contener más dramatismo, más relación con el mexicano promedio que se vea más como una producción de Mel Gibson, a lo cual este tipo que es el productor le dice: No debo hacer una “La pasión del aguacate, sino un infomercial.”

Y es que es verdad, el cliente siempre querrá todo como si fuera con un presupuesto de millones, pero en realidad apenas y abona unos dólares a la causa. Si en realidad se valorara el esfuerzo y la calidad de la creatividad, pues entonces tuviéramos más creatividad y menos copia y pega y con mayores condiciones laborales, menos trabajadores o creativos estresados y aburridos de “pasar por lo mismo”.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.