Es fácil ser fotógrafo… solo cómprate una cámara

Tengo un grupo pequeño en Telegram de fotografía, donde los contactos hablan de como les dicen que la profesión de la fotografía es fácil, solo es tirar unos cuantos disparos del obturador y ya está, una foto genial. Además les dicen que no es necesario comprar una cámara DSLR de $1000 o $1200 porque eso es solo para “aparentar” con el teléfono es suficiente. Vaya cosa, si claro, el teléfono es suficiente.

Photo credit: Fishyone1 via Foter.com / CC BY-NC-ND

Algunos hemos hecho la labor de fotógrafos, no como una profesión, pero si que hemos vivido de ello, pero no es solo así, hemos recibido formación de como poner cada detalle, sabemos del uso de la semiótica, sabemos que hace falta un poco más que conocimiento técnico y buen gusto para tener éxito. Para hacer una fotografía se debe de vivir una vida de aventura y esto aplica para todas las especialidades; los fotógrafos de sucesos y de prensa rosa, hasta los que hacen fotografía de productos, todos y cada uno deben superar obstáculos a diario que sorprenderían al crítico más escéptico.

Hay una ingente manera de esforzarse para hacer entender que esto no es solo apretar un botón y ya. Cada sesión, cada evento que se cubre, idea de producto, todo, absolutamente todo tiene su obstáculo, su anécdota. Esta profesión es más compleja de lo que la mayoría de gente cree; es una profesión sub pagada que no se respeta, porque vemos a cada momento personajes que andan con una cámara de ultima generación y solo usa el modo automático, que no es malo, pero la complejidad de hacer una imagen usando la luz, tonos y elementos en una toma, no solo es disparar y ya. Peor aún, aquellos que usan un teléfono de gama alta con una aplicación con herramientas de abertura y velocidad de obturación. Entonces soy un medico, porque compré un estetoscopio… sí… ser fotógrafo es fácil.

Photo credit: Mario Alfaro 2011 | Black Star Digital Photo / CC0

Ya me han dicho “¿Cómo hacés para que te salgan las fotos así? ¿Qué aplicación usás?” cuando he tenido como quince minutos con casi 100 disparos/fotos para poder sacar una toma decente con una cámara que apenas es semi profesional. Pero ahí no para la cosa, también me han dicho “Tu cámara toma las fotos bien plantosas” y eso que no soy fotógrafo, me ofende, me enoja a tal grado que mejor solo regalo mi mejor sonrisa sociópata para pasar la platica a otro tema.

Al final, puedo ver muchas cuentas en redes sociales que pregonan el discurso de ser profesionales, solo por lograr una imagen retocada con miles de filtros y poder tener un color diferente que la original; de aquellas personas que poseen una cámara profesional y la usan en modo automático y hacen alarde de su “habilidad” y están aquellos que creen tener una gran capacidad y talento de hacer fotografías profesionales, pero en realidad no es más que un cuadrado poniendo elementos en el centro o haciendo ver un objeto encajonado en la toma.

También hay una diferencia clara entre un fotógrafo aficionado y otro profesional; la diferencia entre ellos es que el primero lo hace por amor al arte, por afición; el segundo lo hace por ganarse la vida. Esto también hace calidades diferentes en cuanto a tomas, pero en realidad, ambos tienen el concepto claro y también saben que hacer con una cámara profesional. Y es que es claro ver la calidad y la forma de plasmar una imagen, hay fotógrafos aficionados que trabajan muy profesionales y profesionales que trabajan como principiantes, no alcanzan una calidad decente mínima.

Photo credit: Mario Alfaro 2016 | Black Star Digital Photo / CC0

En fin, lo que puedo darles como un profesional de las comunicaciones que ejerció la profesión de fotógrafo por un tiempo, son algunos consejos: analiza las tomas de cine, busca exposiciones de otros fotógrafos de renombre o que sean profesionales, encuentra lectura sobre fotografía, encuadra siempre aunque no tengas una cámara, si tienes equipo debes conocer sus limitantes, visualiza las escenas siempre, busca ser minimalista y sal de esa rutina cuadrada de la toma, mantén presente la perspectiva y usa el color, el contraste y la armonía de los elementos, practica el encuadre y la profundidad de campo y practica mucho. Quizá no sea un fotógrafo profesional, pero espero que te ayuden estos consejos.

Porque el trabajo del fotógrafo es ver lo que los demás no ven, y convertir un instante cualquiera en uno digno de permanecer en el tiempo… está hecha para ser vista, por lo que, no sólo es importante qué y cómo se transmite una idea, sino cómo la recibe y procesa el espectador…

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.