La prostitución del profesional y creativo en el área digital

Este tema lo he discutido en otras páginas, como linkedin. Ya lo he discutido con otros VERDADEROS PROFESIONALES del área en situ, pero en realidad es una tela para cortar demasiado. Cosa que no es nada bonito verlo, ya que esto denigra, empobrece y hace que el sentido de formarse como profesional en el área digital, ya sea como un Social Media Manager, Creativo, Estratega, Marketer Digital o un Community Manager, se vea como algo más del montón y que se denigre de tal forma que es “solamente hacer una publicación en una red social”.

Cuando empecé a formarme, pensaba mucho en la tecnología y como esta exponencialmente dependería mucho del Internet y esta a su vez impactaría en las personas y las marcas, me comenzó a interesar y decidí entregarme a eso y vaya que lo logré. Reconocía muchos “profesionales” que estaban en este mundo, y que cada vez aparecían más y más, y yo en mi inocencia pensaba que estos eran tan buenos que ciegamente me interesaba su forma de pensar. Al terminar mi formación y con la experiencia vivida de otros que de verdad SON PROFESIONALES me invadió una angustia y una decepción total que deje de ver este mundo como algo fenomenal, sino como un nicho donde la gente puede vender humo y hacerse de dinero fácilmente; algo así como un sistema piramidal de esas bebidas que prometen rebajar de peso, pero en el mundo de la creatividad.

Cuantas veces al día podemos ver publicaciones de “que hacer para que tu empresa esté en redes sociales” o el típico “si tu empresa/marca no está en internet no existe”; todas hablan de lo mismo, es como una manera de reciclar lo que hemos venido leyendo y creyendo que es así desde allá por el 2010.

Y no digo que no funcionen esos “tutoriales” sino, hablo más sobre todo lo que conlleva esto. Pues ahora resulta que cualquiera que lee un post de estos puede ser un publicista digital o un marketer digital, sin siquiera saber el sentido de como usar una segmentación de mercado o el importante rol de nuestro cliente cautivo para la marca.

En el país veo como muchos solo venden ese humo. Sí ese humo, de publicar y hacer fotos bonitas con unos arreglos de diseño gráfico hechos con alguna App de Android o el más “profesional” con Photoshop o Illustrator. Y estos hacen que la gente vea crecer su marca; pues si crecen, pero los datos no son evaluados para saber de donde vienen de verdad, o si de verdad es que lo que se publica hace que esto haya pasado así, y además si en verdad es útil todo ese montón de números en nuestras métricas. Aunque la tecnología nos permite llegar a miles de personas, los “publicistas” han descompuesto todo, hoy se trata de: “llegar por llegar” y “estar por estar”.

Veo como usan la interacción como un servicio al cliente, no esta mal, pero ¿en verdad solo eso se puede hacer? Otros se ven tan ofuscados que re comparten su contenido de marca en sus perfiles personales (esto siempre lo he visto como algo desesperado) o en el peor de los casos, citar en su muro de Facebook “Denle like a esta página” incitando a que vean la página oficial de la marca en Facebook. Dando like a sus propias publicaciones de marca con su propio perfil personal, para que este tenga exposición a otros, que en su curiosidad por saber el “por qué” de tu like, más ese like es nada más que humo, no funciona de nada.

Anteriormente hablé de la creatividad y esa relación sexualizada con el dinero y como está mata en verdad lo que significa la creatividad en la publicidad. Y esto es lo que ha pasado en el área digital, cualquiera puede publicar un post bonito en una red social o en un blog, pero pocos saben hacer una estrategia definida, para que este post tenga sentido en un objetivo real (hablando fuera de la red o Internet) para unificarse a otra estrategia que ha sido evaluada y construida por un sistema complejo de mercadeo y el estudio de ese mercado al cual se van a lanzar.

De nada sirve, si es que de verdad lo ven así, tener una agencia contratada para que me lleve mis redes sociales si en verdad, no es nada más porque no tengo tiempo de hacerlo yo. Para eso, mejor debería de ahorrarse un par de billetes y contratar a alguien que lo haga desde adentro de la empresa, esto sería mucho más rentable. Por eso es que han aparecido tantas agencias emergentes de la nada, a diestra y siniestra, pero… ¿Saben qué no necesita este mundo? Otra agencia de publicidad; es lógica económica, si ofreces lo mismo que otras 30 agencias solo podrás sobrevivir siendo más barato… trabajando más por el mismo precio y lo peor de todo, con gente que no hace más que hablar de likes y las comunidades en redes sociales, y siempre dicen ser expertos en marketing digital y conversan sobre la tierra prometida: los likes.

Para este caso, pues el que esté publicando, o la agencia en este caso, debe involucrare con el sentido del tono de la campaña, de la imagen corporativa y la identidad corporativa. Muchas veces nos encontramos que en redes sociales tienen un tono más relajado y más amigable, pero cuando vemos la marca fuera de las redes es más seria y nada converge en lo que se dice y lo que se ve. En el extremo de los casos, vemos la misma portada de Facebook y Twitter en un mupi afuera de un centro comercial, en el defecto de todo, en una estación de carga de celulares, en donde hay miles de personas pasando a diario, pero que ninguna es mi público objetivo. Es como la publicidad de hoy en día se ha volcado hacía la amplitud, dejando la profundidad del análisis del mercado, de lo que en verdad es hacer publicidad.

Si lo que queremos es hacer una exposición de la marca, hay mejores formas de hacerlo, y hacer que la gente se involucre más con ella. Los eventos patrocinados pueden ser una opción, pero son muchas alternativas. El punto es que se debe de pensar estrategicamente, no solo hacerlo, porque quiero que me vean. Además la publicidad debe ser inclusiva, no debe ser intrusiva.

Hemos prostituido tanto el sentido de un profesional digital que ahora todo aquel que puede tener una buena “hortografia y ke pueda acer una puvlicasion es profecional en dijital”. Me decepciona en verdad que esto sea así, porque yo me esmero y me he esforzado por entregar algo de calidad y venga alguien que solo entrega números grandes tenga el trabajo. Afuera hay muchos estrategas, creativos y publicistas de verdad que en muchas formas, de verdad entienden que esos números no son solo eso, son una variable para determinar en donde estamos fallando como marca, como empresa, como persona pública.

En realidad puedes ponerte a pensar si en verdad estás realizando acciones en digital, pero sin la mínima integración; además no sabes quiénes y cómo son tus consumidores, o si en realidad estás en Internet, pero no tienes una dirección clara, y darte cuenta que esto es como caminar a donde me lleve el camino. Porque solamente ocupar un espacio nada más, sin brindar más información/comunicación para aumentar el SEO es como querer tocar el humo de lo digital que vendes a tu cliente y que conlleve a prostituir el rol de alguien que ha pasado más de cinco años en una institución pública o privada de educación para poder llegar a tener ese lugar que tú tienes.

Tu presencia en #digital no es sólo para “Posicionamiento en los buscadores”. Tu misión es proveer conocimiento a tu #públicoobjetivo.
El valor de una #marca que tiene su #públicoobjetivo y potencial en redes sociales, su enfoque no debe ser cuantos likes o seguidores obtenga, sino cuanto feedback genere, además de la confianza ganada en este público, como también la credibilidad de la misma
One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.