¿Episodio VII o remake del IV?

Finalmente vi el episodio VII de la saga de la Guerra de las Galaxias.

Se me hicieron muy interesantes todos los guiños de J.J.Abrams hacia los fieles seguidores de la heptalogía. Algunas funcionan, como los desechos de naves y armas de la guerra anterior, los tipos de naves con las que combaten, el usb que esconde la bola de futbol naranja o el uso del Halcón Milenario (muy parecido a un B-29 de la Segunda Guerra).

Otras francamente no funcionan, en particular me pareció bastante sosa la secuencia de la taberna y creo que habrían de buscar tanto otra superarma para controlar a los rebeldes como un mejor método para su defensa: entre los 4 episodios del IV al VII, la minúscula fuerza de la Resistencia se han tronado dos estrellas y un planeta “de la muerte” con singular alegría. Ese jefe de seguridad no sobreviviría en un Monte de Piedad o en un Walmart ni una semana.

Por otra parte, creo que el duelo entre el biensuperbuenohastaunherosimoempalagoso y el malmásmaloquecomermoleenlanoche puede funcionar como el trasfondo de la historia, pero hay muchas maneras de contarla y ésta parece seguir el camino fácil: a pesar de los cambios con respecto al Episodio IV, la nueva entrega parece un remake de aquella (sin esos mamertos osos de peluche — gracias a Dios —, ni los insufribles conejos gigantes que viven bajo el mar y están tomando sus primeras clases de español, como en el Episodio I).

Ante la obviedad, al menos en esta ocasión vemos que el hijo desobediente tiene dudas sobre qué tan malo debe de ser y todo lo relaciona con la cinta tan alta que dejó su abuelo, el malomásmalodetodoslosmalosenlahistoriadeluniversouniversal. El chamaco tiene sus arranques de ira como nini adolescente fresa y ya se encontró a su contraparte (su prima hermana, por lo que se puede deducir de la película). El jovenzuelo sí que idolatra al abuelo, sin medias tintas ni reflexión, al más puro estilo neonazi.

En general, la película pasa la prueba para un sábado en la tarde, hasta ahí. No será memorable ni por su guión ni por sus actuaciones (De Leia y de Solo mejor ni hablamos).

Dato curioso: la sala estaba casi vacía, no más de 15 personas, pero sobre eso hablaré en el transcurso de esta semana.

Una petición final: ¿pueden darle mate ya al C3PO en la siguiente película? Se los agradeceré por toda la eternidad (o al menos hasta el Episodio XVI).