1 año viviendo entre volcanes.

Aquí el día de mi despedida con mi “amigui” Sonia y yo con aproximadamente 10 kg más de los que tengo ahora.
Esta carretera esta en lo alto de la montaña, así que os podéis imaginar como estaba el resto.
Foto del día más despejado que tuve durante el primer mes.
Esto es una “Samar Cobra” una de la cobras más venenosas del mundo y la hierba que veis es mi jardín. Una delicia vamos…
Pese a todo nos pusimos manos a la obra. ¿Quién dijo difícil?
Primer “palo” de la casa.
Pasado el shock inicial la verdad que me di cuenta que no necesitaba tampoco mucho más.
El tema del baño fue un poco más de reto la verdad… Pero al final me hice a ducharme con un cazo. Levantarse por la noches a mear era una aventura en toda regla… nunca sabias que tipo de insecto gigante o roedor ibas a encontrar. Sólo deciros que cagaba con la puerta abierta por si tenia que salir corriendo.
Mi ordenador era la sensación del barrio. Cada vez que tocaba la pantalla del iMac descalzo me daba una descarga, recordándome así que debía sentarme y levantar los pies en alto para encender el ordenador.
La llegada del piano en plena tormenta en barco desde Mindanao (la isla más cercana a Camiguin).
En el coro tenía gente desde 5 años a 21 años.
En una de esas excursiones me di una buena “ostia” con la moto… El color negro que tienen mis heridas no es por me estuviera pudriendo, es que la familia antes de llevarme al médico me intentaron curar con métodos tradicionales echando hierbas y ungüentos selváticos que funcionaron bastante.
Soni y Ori.
Lauri.
Silvi.
Aquí durante el cumpleaños de Cocoy en White Island, con el fondo del volcán Hibok-Hibok.
Roca en mitad de una pequeña cala en Caramoan… Llegar aquí me costo perder a mis amigas en mitad de Filipinas.
Laura y yo nos alojamos en el Tara Resort en una de las islas más virgenes en las que he estado llamada Socorro. Poco había que hacer aquí más que bañarse y remar al atardecer con una piragua.
Bañarse en el lago del volcán Pinatubo fue la recompensa a un día de locura por carreteras en el que casi mato a mis amigos por mi conducción temeraria.
Corón, uno de mis lugares preferidos en Filipinas. (Norte de Palawan)
Horas y horas en barquitos… eso desde luego.
Palawan.
Romblon, otra isla también bastante perdida que conocí cuando visité a mi amigo Maki en su eco comuna llamada Tuburan.
Y por supuesto… jungla, mucha jungla… Jamás pensé que un tío tan de asfalto como yo pudiera a llegar a orientarme en los rainforest de la isla… Esta foto no es un buen ejemplo de todas formas, aquí lié a mis colegas a buscar un lago perdido en la mitad de la jungla al que nunca llegamos y por el que casi perdemos a más de uno en el camino. Creo que mi amigo Alberto Ferriz aun se esta acordando de mí después de aquella maravillosa caminata a ninguna parte.
Así lucia la casa en Julio cuando debía estar ya terminada.
Mis fotos en los autobuses de Londres.
Aquí mis señores padres, mi hermana y su novio.

--

--

--

Viviendo en la ladera de un volcán.

Love podcasts or audiobooks? Learn on the go with our new app.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
Fermín Álvarez

Fermín Álvarez

Viviendo en la ladera de un volcán.

More from Medium

Rent a New RV for 49$ / Day

New Year, New Opportunities for the Bridge to Türkiye Fund Scholars

Tongue-tied by the English Language (On untying the bonds of the mother tongue)

An analysis of Pixels, REM, VH and VW