Feminazis Feminazis Everywhere

El término “feminazi” fue usado por primera vez por un norteamericano conservador, Rush Limbaugh, en una de sus emisiones radiales. Crítico al feminismo, y elocuente con acceso a un medio de difusión, sostenía que el feminismo no era más que “un movimiento que se intentaba imponer con el único propósito de darle acceso a las mujeres inatractivas al mainstream social”. Las feminazis, según Rush, eran extremistas que solo buscaban que se realizaran “la mayor cantidad de abortos posibles”.

S y J son dos varones que se conocieron online. Compartiendo puntos de vista e intereses similares en relación a los asuntos de género, uno le propuso al otro participar en la creación de una fan page en Facebook. Poco tiempo después la página se popularizó y los contenidos comenzaron a ser actualizados copiosamente para dejar en evidencia la cantidad de contradicciones que el feminazismo impone, o pretende imponer. Retomando la mixtura del feminismo con el nazismo, los administradores y creadores de FFE se apoderan del término para ridiculizar los caprichos, rebeldías y virulencias de estos movimientos topadora, pero sobre todo, dejan a la vista las cartas de la incoherencia de un discurso fanático y prepotente. ¿Qué generan estos extremismos inútiles?

¿Por qué surge Feminazis Feminazis Everywhere?

Todo se origina como respuesta a la multitud de páginas feministas que pululan por internet, aquellas que lejos de promover la igualdad y el respeto, lanzan un mensaje radical y misándrico. Los hombres son retratados como seres agresores y violentos, al mismo tiempo que victimizan a las mujeres.

¿Qué promueve FFE?

Utilizamos armas como el humor y la sátira para dejar en evidencia a la igualdad desde un punto de vista que se preocupe por ambos sexos y no únicamente de la mujer. En la información de la página indicamos que somos un “espacio para reírnos del mamertismo de género” y podríamos decir que ése es nuestro motor. El humor es un buen mecanismo para llevar nuestro mensaje a la gente; lo simplifica y lo hace divertido, lo cual ayuda a que más gente se interese por él y nos siga. Y contra todo pronóstico estamos creciendo a buen ritmo.

¿Quiénes administran y deciden qué sí o qué no se publica en FFE?

Al principio lo hacíamos J y yo, había que empezar por algo. Pero al día de hoy contamos con una comunidad de seguidores muy activa que nos pasa continuamente material para que lo publiquemos. Se podría decir que nosotros administramos la página para procurar que no pierda su espíritu, pero la realidad es que la hacemos entre todos. Actualmente tenemos unos 15.000 seguidores y la cifra crece a una media de 500 por semana, cientos de miles de visitas.

¿Qué pasa con el público femenino?

Tenemos un gran número de seguidoras. Aproximadamente una mujer por cada dos hombres, lo cual demuestra que no solo los varones estamos en esta posición.

¿Qué recepción tiene FFE en los rincones más fanáticos del feminismo?

En general te puedo decir que las feministas observan nuestra página con mucho recelo. Tampoco las culpo, a fin de cuentas el adjetivo “feminazi” es bastante agresivo. Las mujeres que investigan un poco más se dan cuenta de que no estamos en contra de todo el feminismo, sino solo de este al que denominamos feminazismo. Tenemos muchos detractoras y muy hostiles, somos muy criticados. Recibimos de manera habitual mensajes ofensivos e incluso hemos visto campañas en varias páginas feministas pidiendo que cierren nuestra cuenta. Afortunadamente no lo han conseguido.

¿Es FFE algo meramente lúdico?

No, la mayoría de lo que publicamos, tanto memes como artículos, tienen un componente crítico importante, así que considero que al menos invita a plantearse las cuestiones referidas a la igualdad de sexos desde una perspectiva distinta. Además aportamos muchos datos que de otra forma no suelen llegar a la gente y que desde los medios y organizaciones feministas se tienden a invisibilizar.

¿Piensan que además el espacio es contestatario?

Obviamente es una manera de contestarles, de hecho algunos de nuestros memes están hechos a modo de réplica. Por ejemplo, recuerdo unas viñetas de una organización feminista que mencionaba que en Argentina ser mujer tiene riesgo de muerte porque una mujer es asesinada cada 35 horas. Nosotros como respuesta completamos la imagen indicando que de hecho también es asesinado un hombre en Argentina cada 5 horas, es decir, que los hombres no solo son agresores, sino también víctimas de la violencia. Las feminazis lanzan un mensaje negativo contra el hombre, mientras que el nuestro pretende ser igualitario, nunca en contra de las mujeres.

¿Qué esperan de FFE?

Tendríamos que ser muy ilusos para creer que vamos a cambiar el mundo a través de una página de Facebook, pero al menos intentamos enseñar a estar atentos esto que esta radicalización y la ideología de género, tema que es cada vez más importante a nivel mundial. De paso les hacemos pasar un buen rato.