El Dragón. “La escuela democrática”

Esta es la historia en la que una escuela democrática hace callar a los padres que discrepan de cuestiones relativas al colegio, su gestión y funcionamiento. En esta primera entrega adjunto el mensaje dirigido a los padres y madres del colegio, sobre lo que ha sucedido a mi familia con un niño de 4 años:

Queridas familias,

Soy el padre de Santiago, alumno hasta ahora de DragonFly. Quiero poner nuestro triste caso en conocimiento de las familias, y que no quede en silencio, tal y como sería el deseo de la Directora y dueña de este Centro:

El 13 de febrero, con motivo de la marcha de Teresa, la profesora de nuestro hijo, mi mujer y yo expresamos públicamente nuestra opinión por el chat de padres, sobre el modo en que nos habíamos enterado los padres de la marcha de esta profesora.

Con fecha 24 de marzo, se nos comunica por mail la revocación de la matricula de nuestro hijo Santiago, de 4 años, para el próximo curso 2018, matrícula que ya habíamos abonado, despreocupándonos por tanto de buscar otro Centro Escolar.

Es decir, en el plazo de poco más de un mes, por haber discrepado del colegio por el chat, nuestro hijo ha sido expulsado de este centro escolar para el año próximo, al serle revocada su matrícula. La cronología es la siguiente:

Después de nuestra opinión por chat, y dado el revuelo que se causó, solicitamos una reunión con la Directora del centro, Bárbara Serrano, para aclarar como adultos este pequeño (así lo creíamos) incidente. Para nuestra sorpresa Rubén Almansa (Administración), nos comunica mediante llamada telefónica que la Directora, Bárbara, se niega a recibirnos, salvo que le expresemos disculpas públicas por el chat. Como no le faltamos al respeto, nos negamos a cumplir con su exigencia, y se nos comunica que NUNCA vamos a ser recibidos por ella. Dada nuestra insistencia nos reciben el cofundador, Juan Morán y la profesora Mara Alicia Sequeira, conocida como Alice, (no era lo que queríamos pero no había otra opción, ya que esta señora no nos recibe ni nos ha recibido a día de hoy).

En la reunión, entre otros momentos desagradables, se acusa a mi mujer de “incitación al delito”, por su texto del chat, ya que consideran que exigió que desvelaran los motivos de la marcha de Teresa. Lo que mi esposa pidió fue una explicación previa, ya que nuestro hijo había creado un vínculo emocional con ella. Yo sí pregunté el motivo de su marcha y dije que lo trataría con la dirección, pero no por ello somos delincuentes.

Ya en esa reunión se nos “invita” a sacar a nuestro hijo del colegio por ser padres que piden explicaciones y ser molestos para el colegio, a lo que preguntamos a Juan Morán: “¿vas a echar a nuestro hijo del colegio?”, y nos responde que no. Pues bien, ya le han echado para el curso que viene, al serle revocada su matrícula.

Ante este hecho, decimos a Juan Morán que la Escuela en nuestra experiencia es democrática para los niños, pero no para los padres, a lo que nos contesta que efectivamente es así.

Lo siguiente que recibimos es un mensaje en el buzón de voz de mi móvil, de la Directora Bárbara Serrano, de fecha 13 de marzo amenazándonos con dejar nuestro “caso” en manos de la abogada del colegio, diciéndonos que “se pondrá en contacto con vosotros nuestra abogada”. Parece que, según sus palabras, hemos estado hablando mal del colegio con muchas familias… curioso… No sabíamos que estaba prohibido intercambiar opiniones con otros padres, o discrepar de este Centro en cosas del día a día, dado su carácter tan democrático…

Lo siguiente fue la reunión de DragonFly, sumamente desagradable y triste para nosotros, por varios motivos:

1.- Respecto a la cuestión de la serpiente, consideramos que mofarse públicamente junto con el profesorado del Centro, de las inquietudes y miedos de unos padres, es en nuestra opinión, inaceptable, por muy poco razonable que a Bárbara Serrano le parezca ese miedo. Desde nuestro punto de vista es muy poco profesional, la burla que hizo esta señora ante esta inquietud de algunos padres, tanto en la propia reunión, como en el e-mail de resumen de la misma, diciendo que dicha pregunta ha dado para escribir un cómic.

En todo caso, afirman en su e-mail de resumen, que “como mucho puede haber culebras, ¡¡pero serpientes!!”, aunque también abogan a la imaginación de los niños en sus juegos, ¿en qué quedamos? Pues para carcajearse de los padres, al menos, hay que documentarse:

Real Academia Española: la definición de culebra que aparece es: del latín colubra, como primera definición: serpiente. También definición de la Real Academia Española de serpiente: del latín serpens: culebra de gran tamaño.

Más info: “podemos concluir que todas las culebras son serpientes…” “las culebras son una de las diversas familias que forman el amplio grupo de serpientes existentes”.

Link sobre la fauna de Torrelodones donde aparece que en este pueblo habita la víbora hocicuda, vipera latastei, especie de víbora venenosa.

http://www.naturaspain.com/naturaleza-flora-y-fauna-en-el-municipio-de-torrelodones.html

Noticia de Telemadrid sobre picaduras de víbora en la Comunidad de Madrid, es decir que haberlas, haylas:

En todo caso, el mismo Colegio en su Facebook, publicó en 2016 una foto de unos alumnos con una serpiente (así lo denominan, y no culebra), afirmando que no era la primera vez que se encontraban una.

En resumen: que la directora de un Colegio se mofe públicamente de las inquietudes que le trasmiten los padres, para nosotros dice muy poco de ella como tal directora del centro, pero al menos debería documentarse, porque lo único que ha acabado poniendo de manifiesto es su ignorancia en el tema en cuestión, y aquí suponemos, que se les acaba el cómic.

2. Muy triste para nosotros la reunión también, porque de lo primero que hizo Bárbara Serrano, fue levantar falsedades contra mí, diciendo públicamente ante todos los padres, que me dedicaba a hablar mal del colegio con muchas familias, cosa que no es cierta. A día de hoy sí tenemos conocimiento de que muchas familias están disgustadas y muchas tienen miedo a hablar. En todo caso vamos a lo mismo: ¿tenéis prohibido hablar? ¿No podemos discrepar? Está claro que no. Pese a que la directora hizo suya la frase de una madre que venía a decir que se puede vivir en la discrepancia, no creo que esa frase esté hecha para ella, ya que quien discrepa con ella, está fuera, esa ha sido nuestra experiencia en este Centro.

En dicha reunión y aun siendo informativa y de planteamiento de dudas, nos mandaron callar varias veces: una a mí por Mara Alicia Sequeira, “Alice”, de forma muy brusca y desagradable, diciendo que ese tema no se debía tratar en esa reunión ya que era personal, pese a que la mayoría de las cuestiones traídas por otros padres también lo eran, como es lógico, y otra vez a mi mujer por parte de Rubén Almansa, diciéndole que no podía hablar con el padre que tenía al lado ya que era una reunión colectiva, pese a que muchos padres realizaran comentarios con otros padres que tenían al lado, como es habitual en este tipo de reuniones y no se les hizo callar. Lo más triste, es que Alice, de igual forma brusca, hiciera callar a Blake.

Ante las falsedades vertidas hacia mí, mi mujer me defendió públicamente, y públicamente le dijo a esta señora que estaba mintiendo. Pues bien, lo siguiente que hemos recibido con fecha sábado 24 de marzo (para que veáis cómo admiten la discrepancia), es un mail comunicándonos la revocación de la matrícula del año que viene de nuestro hijo Santiago de 4 años.

Dado el trato que hemos recibido, con falsedades y presiones incluidas y el trato que recibe nuestro hijo, expulsado de facto con 4 años cuando ya está adaptado al colegio y ha hecho sus amiguitos, no tenemos fe en este centro, ni confianza en las personas que lo integran, dado además los comentarios que nos llegan sobre cosas que ocurren a los niños y visto que ya hemos comprobado la importancia que tiene nuestro hijo para Bárbara Serrano, no vamos a dejarlo en sus manos los 3 meses que faltan de colegio, por miedo al trato que pueda recibir.

Por supuesto, imaginamos que, al igual que sucedió con la profesora Teresa, os darán su versión sobre nosotros cuando ya no podamos defendernos, dando de nosotros suponemos, una imagen de padres “locos y conflictivos”. Nosotros sabemos quiénes somos y cuánto de verdad hay en nuestras palabras y en nuestros corazones, estamos tranquilos y a disposición de cualquier padre que quiera hablar con nosotros, al igual que conocemos familias que están fuera y dentro y están mal, y tienen miedo.

Como apunte final, entendemos que como nosotros, habréis firmado el documento de Funcionamiento y Normas, que implica que “habéis sido informados sobre las limitaciones legales a efectos educativos de este Centro”. Nosotros no fuimos informados de nada y aun así por buena fe, firmamos.

Para terminar, puntualizar que como afirma el colegio en su e-mail de resumen de la reunión de Dragonfly, no todos los profesores de Dragonfly tienen la carrera de Magisterio, y puntualizan que “lejos de restar lo consideramos como un valor añadido”, explicándonos a los padres, que el éxito en la vida no está en tener un título universitario ni una casa ni un coche. Estamos de acuerdo sobre dónde encuentra el éxito cada uno, pero, si te confío la educación de mi hijo ¿qué conocimientos tienes al respecto para atenderle y acompañarle en ese proceso educativo? ¿cualquiera puede entrar allí a cuidar de nuestros hijos?; no lo comprendemos bien… sin embargo, las mensualidades sí se equiparan a las de Centros con personal titulado, al igual que las instalaciones que aunque bucólicas, no se pueden equipar a las de otros Centros, excelentemente dotados, al fin y al cabo, este Centro no deja de ser una casita. Lo decimos porque en nuestra reunión con el cofundador, Juan Morán, al preguntarle por el motivo de la subida de las cuotas, 1º nos respondió: “yo no tengo por qué darte explicaciones a ti de por qué subo las cuotas”, a lo que le dijimos, hombre si no nos lo explicas a nosotros que somos tus clientes a quien se lo vas a explicar, y él nos contestó: “mi cliente es tu hijo, no tú”, y 2º nos dijo que no eran altas, sino que se equiparan a las de los Colegios de la zona… pues eso, colegios con muy buenas instalaciones y personal titulado, lo cual al menos nosotros, no lo consideramos lo mismo.

Finalmente deciros que no somos sólo nosotros, hay muchos padres afectados y no pueden callarnos a todos. El miedo a esta señora va más allá de la Escuela; nosotros no estamos solos, y si intentan callarnos, seguirán otros.

Nos despedimos de todos vosotros.