Las 100 reglas para ser un entrepreneur

Artículo original: James Altucher

Si buscas en Google “entrepreneur” obtendrás muchos resultados clichés como “¡Piensa en grande!”.

Para mi, ser un “entrepreneur” no se trata de empezar el siguiente “Facebook” o ni siquiera empezar un negocio. Se trata de encontrar lo que implica para ti un reto en la vida y determinar maneras creativas de resolverlo.

Estoy seguro que crear varios flujos de ingresos es importante para cualquiera. Sin embargo, en este post me enfocaré en los temas que tienen que ver cuándo decides por primera vez empezar una compañía.

Made by Radio

Estas reglas se pueden aplicar si estás tomando una postura empresarial en una compañía mucho más grande (que al final, es lo que los empleados deberían hacer). Es igual de bueno ser un “empleado” que un “entrepreneur”. Cualquiera puede ayudar a la empresa a sobrevivir en este mundo de incertidumbre económica.

En mi caso he comenzado una gran serie de negocios. A lo mejor 17 de 20 han fallado rápidamente y frecuentemente. Emprender es una sentencia de fracasos con un brief de éxito.

He invertido en un total de 28 empresas privadas. He aconsejado a otras 50, estoy en el borde de una gran serie de compañías privadas y una pública, compañías que generan rangos de $0 dólares hasta billones de ingresos.

Wonderlust

A lo largo del camino he compilado una serie de reglas que me han ayudad a lidiar con cada aspecto de ser un emprendedor tanto en la vida como en los negocios. Estas son las verdaderas reglas:

  1. No es divertido — No voy a explicar porqué no es divertido. Éstas son reglas, no teorías y no necesito probarlas. Pero hay una gran posibilidad de que comiences a odiarte a tí mismo en el proceso de ser emprendedor. Aleja los objetos afilados y pastillas en los peores momentos y vaya que los tendrás. Si eres un entrepreneur y afirmas conmigo, déjame un comentario en la parte de abajo.
  2. Trata de no contratar gente — Tendrás que contratar gente para expandir tu negocio, pero es una buena disciplina cuestionarte si necesitas cada uno de esos empleados.
  3. Consigue un cliente — Esto parece obvio pero no lo es. Si puedes, consigue un cliente ANTES de iniciar tu negocio. Mucha gente me dice: “No tengo idea de cómo hacer eso ¿puedes presentarme algunos?” y tengo que decirles que hay un gran espacio entre una “idea” y el “capital de riesgo profesional”, justo en ese espacio, se encuentra un cliente.
  4. Si estás ofreciendo un servicio, llámalo producto — Oracle lo hizo, pretendió que tenía una base de datos, pero si tu llegabas a “comprarla” te mandarían una serie de consultores para ayudarte a instalarla para satisfacer todas tus necesidades. En otras palabras, en sus inicios pretendían tener un producto cuando realmente eran una consultora. No olvides esta historia: los productos son más valorados que los servicios.
  5. Está bien fallar — Empieza de nuevo, ojalá antes de que te quedes sin dinero o de que tomes el dinero de los inversores. No te preocupes, siempre hay buenas ideas, empieza de nuevo.
  6. Vuélvete rentable — Trata de ser rentable inmediatamente, esto parece obvio pero no lo es. Trata de no recaudar dinero, ese dinero es caro.
  7. Cuando recaudes dinero si no es fácil entonces puede que tu idea no sea tan buena — Pero si es fácil entonces toma el más que necesites. Si es DEMASIADO fácil entonces vende tu compañía, excepto si eres Twitter, étc.
  8. Aplica lo mismo al vender tu compañía. Si no es fácil entonces necesitas construir más. Entonces, vende. Para vender tu compañía empieza por conseguir compradores un año antes. Envíales reportes mensuales describiendo tu progreso. Después cuando necesiten una compañía como la tuya, serás el primero que se les venga a la mente.
  9. No seas como ese chico de “Silicon Valley”. Si alguien te ofrece 10 millones de dólares por una compañía que no tiene ingresos, véndela. No todo será como Facebook, incluso Google intentó vender la compañía por un millÓn de dólares a Yahoo antes de tener ingresos positivos. VENDE LA COMPAÑÍA.
  10. La competencia es buena, pero te transforma en un asesino. Te ayuda a evaluar tu proceso y a que otras personas valoren el espacio en el que estás. Tu competencia también son tus posibles compradores.
  11. No uses una empresa de relaciones públicas- Excepto claro como secretaria, tú eres el PR de tu propia compañía, tu eres una gran marca, tu personalmente.
  12. Comunícate con todos — Empleados, compradores, inversionistas, siempre, todos los días. Los empleados quieren saber que haces y lo que piensas, los compradores quieren mantener a sus jefes tranquilos y los inversionistas quieren ser tus amigos y saber que pueden contar contigo cuando sea necesario.
  13. Haz lo que sea por tus clientes — Esto es muy importante. Consígueles pareja, habla en sus eventos de caridad, visita a sus padres en Día de Gracias, Ayúdales a encontrar otras firmas que satisfagan sus necesidad, incluso preséntales a tu competencia si crees que les puede ayudar o si crees que vas a ser despedido. Siempre piensa primero, “¿Qué hará a mi cliente feliz?”. NOTA: Incluso si eso significa presentarle a tu competencia tu eres la fuente y todos regresan a la fuente.
  14. Tu cliente no es tu compañía — Hay un humano ahí, ¿Qué hace a un humano un cliente feliz? Hazlo reír, quieres hacer a tu cliente feliz.
  15. Manifiéstate — Ve a desayunar, comer o cenar con tus clientes.
  16. Historia. Aprende la historia de tus clientes todos los días, la personal, la de la compañía, la de su marketing, étc.
  17. Maneja softwares de desarrollo — Nadie conoce mejor tu producto que tú mismo, si no eres una persona muy técnica aprende como ser muy específico con tu producto para que los programadores no puedan decir: “nunca nos dijiste eso”.
  18. Contrata a talento local — Necesitas alguien que puedas ver y hablarle en persona. No busques a alguien en India, me encanta India pero no contrataría un programador de ahí mientras yo esté viviendo en los Estados Unidos.
  19. Descansa — No te compres el mito de las 20 horas de trabajo, necesitas dormir 8 horas al día para mantenerte enfocado. Si trabajas 20 horas entonces tienes problemas en cómo manejas tu tiempo. Puedes decirme que no, pero es cierto.
  20. Haz ejercicio — Lo mismo que la regla anterior, si no estás saludable tu producto también lo será.
  21. Ten un ajuste emocional — No tengas problemas del corazón y de software al mismo tiempo, los VCs lo perciben inmediatamente.
  22. Reza — Es necesario, sé agradecido por el lugar en dónde estás. Reza por el éxito, te lo mereces, reza por el éxito de tus clientes y hasta por el de tu competencia. Mientras les vaya bien a ellos, quiere decir que el mercado está ampliándose y si alguien desiste, siempre te pueden comprar a tí.
  23. Cómprales regalos a tus empleados — Masajes, boletos, lo que sea. Siempre me imagine que al final del día mis jóvenes, lesbianas (por alguna razón muchos de mis empleados lo son) quieren que cuando sus novios o padres hablen con ellos y les pregunten que tal fue su día, ellos puedan decir: “Fue increíble”.
  24. Trata a tus empleados como si fueran tus hijos- También necesitan límites y que les digas “no” a veces. A veces, ¡Incluso necesitas castigarlos! (jaja, sólo bromeo). Pero con límites, déjalos jugar.
  25. No seas codicioso al ponerle precio a tu producto — Si tu producto es bueno y el precio es bajo, la gente lo comprará. Así puedes aumentar actualizaciones, productos y servicios con un costo más alto, algo que va con la siguiente regla.
  26. Promueve todo — El branding lo es todo. Saca de ahí tu nombre, cueste lo que cueste, la mejor fama es la de boca en boca, por eso tu precio inicial no importa. Escribe un blog acerca de la industria y sé muy honesto sobre sus defectos (incluso menciona los tuyos), la autenticidad es el mejor branding.
  27. No te mates por tu trabajo — No vale la pena, tus empleados te necesitan. Tus hijos o los que pudieras llegar a tener, te necesitan. Puede ser un poco extraño incluir una regla de este tipo en una nota que hable sobre ser entrepreneur pero también hablamos de mantenerlo real. Muchos libros o reglas acerca de esto hablan de cosas como “piensa en grande” o “ve por tus sueños”, pero muchas veces los sueños se transforman en pesadillas. Te lo repito de nuevo “No te mates por ello”, ponte en contacto conmigo si las cosas se ponen feas o toma la medicación adecuada.
  28. Dale a tus empleados una estructura — Deja que cada uno de tus empleados conozca el camino que debe recorrer para alcanzar sus objetivos. Algunos de ellos te reemplazarán o incluso, se irán de tu empresa y esto está bien. Dales una guía de cómo podría suceder esto y también de cómo se pueden volver ricos si deciden trabajar contigo.
  29. Despide a quien tengas que despedir inmediatamente — Si algún empleado comienza a padecer de la “enfermedad” del despido, hazlo. Si te pide siempre dinero o si tienen una mala actitud con otros empleados o incluso si hablan mal de ti a tus espaldas, despidelos. Esta enfermedad no tiene cura, es muy contagiosa y no muestra piedad. No muestres clemencia y mejor, muestra la salida, ya que no hay segundas oportunidades porque esta enfermedad es incurable. No quiero herir susceptibilidades, pero si sigues las reglas anteriores entonces estás tratando bien a tus empleados y nadie debe contagiar esta enfermedad a ti o a tus clientes.
  30. Vuélvete amigo de tu cliente — Si tienes que vender tu compañía, créelo o no, necesitaras su firma (ya que habrá otro propietario de arrendamiento).
  31. Múdate de oficina — Sólo si tus empleados tienen que compartir un escritorio o no hay espacio para que la gente transite libremente.
  32. Ten fiestas increíbles — Pero usa tu dinero personal y no el de la compañía, invita tus clientes, a tus inversionistas y por supuesto, a tus empleados.
  33. Si un empleado llega a ti llorando, cierra la puerta o salgan del edificio — Siéntate con él hasta que deje de llorar y escucha lo que tiene que decir. Si alguien está llorando hay posibilidades de un gran problema de comunicación en la compañía. Escucha y resuelve, no te enfades, sólo resuelve el problema.
  34. En Navidad dona dinero a la institución de beneficiencia favorita de tus clientes — Pero no se lo des a tus inversionistas o empleados.
  35. Ten reuniones con tu competencia — Escucha, intenta no hablar. Bill Markel, mi competencia directa, una vez me contó una historia sobre cómo el CEO de Toy R lo llamó de vuelta, y me lo dijo porque yo nunca lo hago y ese día, aprendí algo.
  36. Pide mucha ayuda y consejos — Pregúntale a tus clientes cómo pueden presentarte a otras partes de la compañía, ellos te ayudarán porque llevarás a cabo la siguiente regla…
  37. Contrata a tus clientes — O no, pero siempre deja abierta la posibilidad entre ellos y tú. Se pueden hacer millonarios contigo posiblemente si juegan juntos, así que juega.
  38. En cualquier demo o entrega, haz algo extra que sorprenda y no sea esperado — Siempre agrega algo que el cliente no haya pagado por ello. Es tan sencillo que me sorprende que mucha gente no lo haga. A veces lo hacen 1% de las veces, pero es muy sencillo competir y después sorprender y deleitar.
  39. Entiende los hechos que están cambiando al mundo — Descubre dónde y cómo está fluyendo el marketing de dólares y cómo tú puedes estar en medio, ¿Qué servicios necesitan los baby boomers hoy en día? ¿El agua potable está por terminarse? ¿Sobrevivirá la prensa impresa? Entérate todos los días que está ocurriendo en el mundo.
  40. No vayas a muchas fiestas o reuniones con otros entrepreneurs — Trabaja en vez de estar de fiesta.
  41. Pero tampoco seas tan estricto con la regla anterior — No escuches a los medios que dicen que el fin del mundo se acerca, sólo quieren que te asustes para usar tu dinero.
  42. Ya no tendrás tiempo libre — En este tiempo terminarás pensando en ideas para tus clientes, nuevas ideas y productos.
  43. Ya no tendrás tiempo libre (parte 2) — En tu tiempo libre piensa en ideas para tus clientes y envíales mails con el título: “Tengo 10 ideas para ti que sé le servirán a tu negocio y te volarán la cabeza, pero aquí te comparto sólo 5 para que las consultes”.
  44. Recesiones y depresiones, nada de eso importa — Hay 15 trillones en la economía y te mereces un pedazo de ello. Muchas de las grandes compañías de nuestros tiempos (FedEx, Microsoft, HewlettPackard, entre otras), deja la economía para los académicos mientras ellos te dejen los buenos negocios a ti.
  45. Platica — Platica con cualquier sobre tu compañía, tus amigos te ayudarán a encontrar clientes.
  46. Siempre lleva a alguien contigo a una reunión — Puede que seas malo al darle seguimiento a algo porque no tienes tiempo libre, así que si tienes un empleado, deja que él le de seguimiento además les encantará pasar tiempo con el jefe, ahora serás un mentor.
  47. Si eres un consumidor con enfoque, tu publicidad son tus nuevos clientes — Pero siempre piensa en nuevos servicios para ellos, cada nuevo servicio tiene que hacer la vida más fácil. La vida de las personas es mejor si son más sanos, más ricos o tienen más sexo, “salud” puede tener muchas definiciones.
  48. Si tus clientes son los anunciantes — Encuentre oportunidades de patrocinio en las que lleves clientes directamente a sus brazos. Estos son los tratos más lucrativos. Un inventario de anuncios es un horrible modelo de negocios, los patrocinios son mejores. Así le estás hablando a tu cliente.
  49. Sin fricción — Mientras más sea difícil que un consumidor se registre, menos consumidores tendrás. Deja atrás mails de confirmación, formularios, étc, mientras más fácil mejor.
  50. Sin fricción (parte 2) — Si estás construyendo un sitio web, ten la mayor cantidad de contenido posible en tu página de inicio. No quieres que las personas vayan a una segunda o tercera página si puedes poner lo necesario en la primera.
  51. Sin fricción (parte 3) — Di sí a cualquier oportunidad que llegue a ti con una persona que toma decisiones, no importa si te cuesta dinero.
  52. Vende tu compañía dos años antes de venderla — Llega a las oficinas de tus clientes potenciales y dáles a conocer tu progreso todos los meses. Pregúntales por consejos con la excusa de una pequeña “consulta sobre la industria”.
  53. Si vendes tu compañía por tu stock véndelo lo más rápido posible. Si estás vendiendo tu compañía de esta forma quiere decir que: a) el mercado es tal que muchas compañías están siendo vendidas por esta forma b) las compañías están usando este métoo para comprar otras por el valor del stock es mayor que el valor en efectivo lo que quiere decir que c) al final todos estarán vendiendo sus compañías de esta forma así que, se el primero en hacerlo.
  54. La ejecución vale diez centavos por docena — Si tienes una idea que quieras seguir sólo hazla. Puedes construir un sitio web muy barato, contratar un programador y hacer un demo. Consigue al menos una persona que se registre y use tu servicio. Si quieres hacer páginas de Facebook para plomeros, encuentra al plomero que te dará $10 dólares para hacer su página web y hazlo. Tropieza rápido, las buenas ideas son complicadas, construye un blog y cuenta tus historias personales. Deja que tu cliente sepan que eres una persona real a la que se puede acercar y que tienes una visión real. Conviértete en la voz de tu industria, el abogado de tus productos. Si haces productos para el cuidado de la piel, háblales a tus consumidores todos los días de cómo pueden ser más bellos de lo que ya son y tener más sexo de lo que ya tienen. Bloggea hacia el éxito de las relaciones públicas.
  55. No salves al mundo — Si tu producto suena demasiado bueno, entonces eres una farsa.
  56. Tu compañía siempre deberá estar a la venta.
  57. Encuadra el primer pago — Yo estoy viendo el mío en este momento.
  58. Sin tiempo libre (parte 3) — Toma un consumidor de manera aleatoria, encuentra cinco ideas para él que no tienen que ver con tu negocio. Háblale y dile “He pensado en tí, ¿haz intentado esto..?”
  59. No hay tratos de reventa — A nadie la importa re-vender un servicio, esas ideas siempre son malos negocios.
  60. Ni tu abogado ni tu contador te presentarán a otros clientes — Esas juntas siempre son una pérdida de tiempo.
  61. Celebra el éxito — Tus empleados lo necesitan y también, necesitan un masaje. Contrata un masajista profesional cada viernes en la tarde. Nadie deja temprano su trabajo si hay un masajista.
  62. Vende tu primera compañía — Tengo que repetir esto. No lo pienses dos veces, no necesitas ser Mark Zuckerverg. Vende tu primera compañía lo antes posible. Después tendrás dinero en el banco y podrás hacer un billón con tu siguiente compañía. Mark Cuban (creador de Broadcast.com) logró vender su compañía en un billón, pero primero vendió su primera compañía de software en diez millones.
  63. Págales a tus empleados antes de pagarte a tí mismo
  64. Ofrece equidad para conseguir tu primer cliente — Si aún no tienes un producto o dinero, entonces ofrece equidad a un buen partner a cambio de que éste sea tu primer cliente. No des esto a ciegas, si desarrollas un producto que alguien te pidió hacer no le des equidad, véndelo. Pero si quieres conseguir una mayor socio para mejorar tu distribución, entonces ofrécele equidad para cerrar el trato.
  65. No te preocupes acerca de la gente robando tus ideas — Las ideas al final no tienen valor y también es válido robar algo si vale la pena.
  66. Las cosas cambian todos los días — El título de este post dice 100 reglas pero yo sólo te di 66. Las cosas cambian a la mitad del camino. Debes estar listo para ello todos los días. De hecho, cada día tendrás que averiguar lo que debes de cambiar para sacudir las cosas y mejorar tu producto y tu compañía. Tu negocio no es tu vida. Cuando comienzas un negocio desarrollas una creencia de que tu negocio es increíble. Todos los días asegúrate que no estás fumando crack y lo más importante es tu salud, si fumas crack morirás.

Espero que tengas mucho éxito, porque realmente necesito ese excusado inteligente que mande mensajes a mis doctores a través del análisis de mi orina de todos los días.

Francesco Perrotta