Los suplentes del Madrid recuperan la cima de la Liga

Los blancos vencen 4 - 2 a Leganés con un James ofuscado por su cambio

En un partido que había comenzado favorablemente para el Madrid, pues a los 23 minutos ya ganaban por 3 a 0, empezó a complicarse cuando los locales arremetieron contra el arco de Navas con dos goles antes del final de la primera parte y dejaron poco tranquilos de algún modo a los de Zidane.

FOTO: @realmadrid

Para este duelo el estratega francés, Zinedine Zidane, ordenó no contar con los servicios de la “BBC”, solo Benzema en el banco, por la seguidilla de encuentros duros que se vienen(sábado ante el Atlético por la Liga y miércoles ante el Bayern en Alemania por la Champions).

Asimismo, los merengues ya sabían que se enfrentaban a un equipo sumergido en los últimos lugares, urgido de puntos para zafarse del descenso. Eso fue bien aprovechado pues James a los 15 puso a celebrar al banquillo visitante, luego Álvaro Morata a los 18 y 23 empezó a liquidar el partido, que en la previa parecía más duro.

Duro iba a ser, pues cuando todos razonaban en lo práctico de la ofensiva merengue, sin merecerlo el Leganés iba a pegar el primer golpe a los 32, tras una buena escapada por el sector de Danilo, que terminó pagando los platos rotos. Mayor fue la sorpresa tan solo dos minutos después, Luciano de cabeza venció la portería de Navas, y con esto había partido por jugar en Leganés.

De esta forma, el segundo tiempo empezó preocupante para el Madrid, ya que un partido resuelto se estaba complicando por la reacción del rival. Sin embargo, la ilusión del empate se iba a esfumar rápidamente. Un gol en contra de Montovani tras un tiro libre cerca de su área, propició el 4 a 2 definitivo para los líderes de la Liga con 71 puntos.

Luego, el resto del segundo tiempo fue para un bostezo inmenso, no solo por el juego del Madrid, sino por las pocas ganas de descontar de un equipo que debe luchar por no perder la categoría. Lo anecdótico estuvo a los 72 minutos, cuando Zidane decidió la partida de James del campo de juego, éste al llegar al banquillo de suplentes, mostró su impotencia por el cambio y golpeó el asiento donde se encontraban sus compañeros. Además, al ser sustituido por Isco, el volante colombiano no saludó, ni miró al técnico francés.

Lo más duro del calendario para el Real Madrid está por llegar, pero sabe que cuenta con una vida extra en la Liga, pues debe un partido ante el Celta, y esto podría estirar la ventaja de dos puntos que mantiene hasta el momento sobre el Barcelona. Lo bueno de este miércoles, está en lo hecho por Morata y compañía, quedando por corregir el accionar de la segunda parte, que fue para el olvido. Lo malo de este miércoles, es que James no termina de convencer, a pesar del gol y la asistencia.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.