La fotografía como espejo del cambio

Hoy, mientras miraba unas cosas en Internet, me he topado con una noticia de lo más curiosa. Imaginaos unas fotografías en blanco y negro en las que se pueden ver cabezas desnudas, cicatrices, pelucas, maquillaje, pañuelos, animales y niños. Sandra Fernández ha realizado, en el Hospital Universitario de La Coruña, estas fotografías, con el objetivo de transmitir optimismo a todas aquellas personas y familiares que, por desgracia, conviven día a día con la enfermedad del cáncer de mama.

Sandra conoce, en primera persona, lo complejo que es el tratamiento tanto a nivel físico como emocional , ya que en 2010 ella también se vio afectada por esta enfermedad. Quizás este sea uno de los motivos que le han impulsado a llevar a cabo este proyecto. Pero esto no va solo destinado para las mujeres, también para los cerca de 260 hombres afectados al año en España.

Fue a cada una de las casas de los pacientes que se ofrecieron, de forma voluntaria, para realizar este trabajo ante la cámara. Conoció sus historias y compartió confidencias con cada uno de ellos, lo cual se puede ver reflejado en el resultado final.Las fotos transmiten confianza, cercanía y naturalidad. Y, puestos a elegir alguna de las caras que ofrece el cáncer, la autora prefirió reflejar la más amable y positiva, dejando a un lado ,por un momento, las inseguridades y el miedo.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.