Tengo la ligera sospecha de que vengo del futuro.

Queridos amigos y familia del futuro. Escribo esta carta a manera de bitácora de viaje, y también para confesarles que al menos en parte descubrí que estoy aquí y ahora… pero no soy de aquí ni ahora.

Sé que era parte del objetivo nacer sin recordar nada pero ahora que han pasado 34 años empiezo a notar que algunas de mis ideas sobre el futuro no eran ideas sino recuerdos.

Estoy aquí en un viaje, no para conocer otros lugares sino otros tiempos . Vengo a reconocer y entender la vida en el pasado. Definitivamente el pasado es un concepto obsoleto en el tiempo de donde vengo, cuando ya se entienden mejor las estructuras del espacio-tiempo y propiedades cuánticas de la materia.

En todo caso me es claro que no recuerdo nada de tal época, nada técnico al menos, pero si tengo recuerdos más sutiles, a manera de sensaciones y formas de pensar.

Ahora que sé todo esto creo que tengo una nueva ventaja, que puedo disfrutar cada momento sabiendo que será mejor y mejor aún sin saber cómo será exactamente, y también que el hecho de estar aquí y ahora significan un gran honor y responsabilidad para participar y vivir el recuerdo a todo color.

Estas son mis notas de viaje:

Nací en los 80s, cuando no había internet, y. nadie hablaba del cambio climático. Cuando la música se escuchaba en LPs (discos negros de vinyl) o cassettes, y unos cuantos ya empezaban a usar CDs.

La música se escuchaba por escucharla, no solo para tener ruido de fondo.

Se escuchaba con bocinas decentes, no con laptops y celulares y chupones de oído minúsculos.

Viví mi niñez y gran parte de mi juventud sin internet, offline, sin redes sociales, sin bots, sin ads, sin likes, sin smartphones ni tablets, sin realidad aumentada, sin inteligencia artificial, sin energía renovable, sin blockchain.

Fue muy relajado vivir esos años con ese silencio tecnológico, conociendo la mecánica de las cosas, mis juguetes de lego, mi equilibrio en la bici, acostado en la sala de la casa oyendo música con los ojos cerrados, sin prisa.

Jugué diario en jardines o patios; fútbol, correr, nadar.

Conocí los primeros videojuegos, tuve mi propio NES, un clásico, y escuche la famosa canción de Mario bros en vida real!

Voy a cerrar los ojos y dejarme llevar de vuelta al futuro… y ahora recordar la realidad del “hoy” del pasado:

Años 2000–2020:

Pude ver los antiguos intentos de democracia y política. Cuando la ciudadanía no participaba en nada y se quejaban de todo, cuando la gente era tan ingenua en votar por un candidato en función de su popularidad y de sus supuestas propuestas, jaja, o sea puro atole con el dedo.

Tantos productos diseñados para consumirse y desecharse… una sola vez!

Vi el declive de la televisión abierta, con su programación fija para todos, terrible en calidad, amarillista, morbosa, tendenciosa y llena de comerciales de juguetes chafas, medicinas y jabones. Todavía había millones de personas que no tenían otra opción pero pronto la tendrían.

Otra cosa impresionante que vi es la basura! Tantos productos diseñados para consumirse y desecharse… una sola vez!

Las tecnologías de manufactura habían logrado bajar costos al grado de crear miles de productos inútiles a precio irresistible, casi todo hecho en China, ojo , la China de esa época…

También vi empaques enormes e inútiles, y casi todo era difícil de reciclar. Montañas de bolsas de plástico aventadas al mar o a la tierra, aplanadas capa tras capa y contaminando el agua del subsuelo.

Era algo aspiracional , jaja, qué chistoso que después fue justo lo opuesto…

Uno de los mejores ejemplos de complicidad colectiva, todos autoengañándose en creer que si alguien más se la lleva desaparecerá.

Muy pocas empresas de reciclaje y reuso, muy pocas plantas de tratamiento. El mundo era infinito en recursos y basureros. Entre más consuma alguien, mejor. Era algo aspiracional , jaja, que chistoso que después fue justo lo opuesto…

Las escuelas eran salones con muchos niños. Y un maestro enseñándoles a memorizar cosas. Y luego les daban hojas de papel de árbol con tinta de petróleo… y tenían que leer y repetirlo una y otra vez. Los maestros solamente sabían de ciertos temas y casi todos eran técnicos, nada de sentimientos, espiritualidad, meditación, alimentación. Además todos los niños eran de la misma edad, y todos tenían que aprender exactamente lo mismo!! La enseñanza no estaba personalizada ! Parecido a la televisión abierta. Que locura! Que ineficiencia!

Las universidades eran casi igual. Los pocos estudiantes ya aprendían algunos temas más especializados en programas de estudio que llamaban “carreras”, pero tampoco estaban personalizados y también eran igual para todos. Los estudiantes estaban muy aislados, solo convivían con otros estudiantes y los maestros, pero no había organizaciones ni compañías ni nada para ayudarlos a practicar y aprender. Había prácticas profesionales que solo les enseñaban a ser empleados pero no les enseñaban nada más.

Era un desperdicio de tiempo la escuela. Tan desaprovechada y abandonada. El equivalente a un Doctorado se lograba apenas hasta la edad de aprox 30 o 35 en el mejor de los casos, más del doble!

Y una vez terminando los estudiantes se “graduaban” y ya no aprendían nada. Al contrario , los contrataban solo cuando terminaban de aprender , qué ironía.

Combinen esa débil educación con el vacío emocional de la gente y la publicidad constantemente bombardeando a todos con mensajes de “tu necesitas esto”, “se un ganador con esto”, “emoción, pasión, etc”, “lujo y status”, compra, compra, gasta, gasta.

También me tocó ver y vivir la corrupción, un producto de la poca eficacia de gente mal preparada e incorrectamente motivada, tratando de tomar atajos cuando en realidad retrasaban a todos más y más. Lo peor eran los corruptos de clases altas o con mucho poder, haciendo más daño que las guerras solo que imposible de medir… Jaja, bueno es saber que todos ellos finalmente pagaron caro pensando que se salvarían. Esa es la magia de la tecnología disruptiva impredecible.

Es claro para mí que vine a ver en vida y de primera mano uno de los momentos más importantes en la historia de la humanidad, ahora entiendo que este momento es muy especial, es el momento de transformación colectiva, a nivel humanidad. No me refiero al nacimiento de internet, estoy viendo con mis propios ojos el lento nacimiento de la última creación tecnológica 100% humana ; la inteligencia artificial.

Tanto miedo tenía la gente sobre la IA, creyendo que nos convertiría en esclavos de su propia creación, cuando no notaban. que ya lo eran cuando dependían de sus celulares para comunicarse, y se quedaban inmóviles en sus autos en el tráfico (millones de coches a gasolina, pesados, un ocupante por coche, y con volante jaja, era obvio que pasaría). Se deprimían al ver belleza falsa en revistas, y peor aún, se gastaban la vida tratando de ganar ese dinero que nosotros mismos creamos y no teníamos.

Ahora entiendo esa confusión que tuve cuando la gente hablaba de “trabajo” como un proceso de supervivencia y competencia y no de colaboración, trascendencia, de impacto y legado.

Es impresionante ver a todos tratando de competir y de rechazar las tecnologías de automatización, talvez hubiera sido más fácil llamarlas “de liberación”. Claro que se perdieron trabajos, pero se crearon nuevos, mejor pagados y con más propósito. Los robots nos hicieron más humanos.

La pobreza y desigualdad desparecieron al mismo tiempo que la humanidad completó su conectividad. Todavia existían miles de millones de personas sin internet… sin energía, sin comida, sin agua. El 1% de la población controlaba más del 50% de la riqueza de ese entonces. Esa riqueza tan escasa y mal entendida. Casi nadie entendía el poder del potencial del 99% restante, capaz de crear 99 veces ese otro 50% para todos.

…Mataban por lodo incendiario!

Las religiones todavía imperaban en muchas regiones del mundo, todavía veíamos ataques terroristas en nombre de dios. Claro que a veces dios también es conocido como “poder”, “territorio”, “dinero”, o en varios casos por “petróleo”! Si! Si tan solo pudieran ver los recursos energéticos que ahora manejamos, órdenes de magnitud mayores y limpios. Mataban por lodo incendiario!

Entonces de qué fecha vengo?

Como dije antes, no lo recuerdo de manera exacta, y tampoco creo que todo haya cambiado en un tiempo corto, pero hubo tiempos de grandes logros que sirvieron como efecto dominó para que otros logos existieran. Todo está conectado,efecto-causa-efecto , gente y lugares también.

Intentar predecir algún evento es difícil, pero definitivamente sí puedo decir que hay nuevas prioridades, valores, principios y paradigmas.

En resumen, si quieren anticiparse al futuro hagan lo siguiente:

  1. Dejen de pensar en el futuro. No existe sino en sus mentes en forma de deseos. Comiencen a materializar sus deseos hoy y comenzarán a transportarse a ese futuro y vivirlo en el momento.

2. Rompan paradigmas. Los siguientes conceptos quedarán pronto en el pasado penoso de la humanidad:

  • basura, contaminación
  • pobreza, desigualdad
  • corrupción
  • guerra
  • religion, fanatismo
  • racismo, clasismo
  • machismo, intolerancia

Siempre seguirán existiendo grandes problemas, pero como excepciones y casos extraños. Finalmente a los humanos nos encanta el drama, solo es cuestión de escoger cuál.

3. Hagan Masa crítica

No parece lógico pero solamente se necesita un pequeño porcentaje de una población para cambiar al resto.

Si un grupo comienza a realizar una actividad tanto positiva como negativa, ésta de propaga exponencialmente hasta cubrir el total en muy poco tiempo.

Pronto verán grandes acontecimientos tales como:

  • Huelgas de empaques de productos
  • Meditaciones masivas
  • Coros internacionales
  • Países virtuales
  • Boycotts que quiebran empresas
  • Politica civil online
  • Regularización internacional de “drogas” y nuevas formas de alterar la percepción
  • Tecnologias disruptivas en medicina, economía, transporte y otras
  • Tecnologias sociales y humanas
  • Grandes cambios hacia una visión menos masculina y más balanceada

4. Todos somos viajeros.

Todos somos jugadores, participantes, viajeros o como quieran llamarse.

Todos hemos pasado por diferentes lugares y tiempos, incluso diferentes vidas. Hagan una introspección y pronto notarán que muchas cosas ya las conocían. Encuentren lo que verdaderamente es nuevo (salir de la zona de comfort) y se sentirán más vivos que nunca.