“Abrázalo, es una fortaleza”.

ONU Desarrollo
Nov 5 · 3 min read

Sara Minkara se considera una privilegiada. Aunque perdió la vista a la edad de siete años, creció en una familia amorosa y solidaria. Asistió a escuelas y universidades inclusivas donde cumplió sus objetivos académicos y sociales.

Pero obtuvo una visión muy diferente de la discapacidad cuando estuvo lejos de su rutina de contención, incluyendo las vacaciones de verano en el Líbano, de donde son sus padres.

Allí se avergonzaba y la hacían sentir como si fuera un caso de caridad, digno de piedad, y una carga para la sociedad.

Dos mundos diferentes

“Creo que se trataba de ver dos mundos y realidades diferentes como una persona ciega. Solía ​​odiar, verdaderamente odiar, el hecho de que estaba ciega”, dice ella. “Y solía pensar para mí misma que si hubiese vivido esa narrativa toda mi vida, no habría logrado una fracción de lo que he logrado hasta ahora”.

Ella comenzó a explorar si esas actitudes dañinas podrían cambiarse y, si se pudiera, qué significaría para la sociedad, especialmente para los mil millones de personas en el mundo que viven con algún tipo de discapacidad.

Sara formó Empowerment Through Integration (Empoderamiento A Través de la Integración), una organización que se compromete a interrumpir la narrativa de la discapacidad. Empoderan a los jóvenes individuales en países como el Líbano y promueven la verdadera inclusión en todo el mundo.

“Todavía no hemos llegado a un punto en la sociedad en el que digamos que las personas con discapacidad son parte del proceso inicial, del sistema original. Necesitamos incluirlas desde el principio y pensar en sus voces”, dice ella.

Las historias que contamos

Para ella, se trata de contar historias, y las historias que contamos sobre las personas con discapacidad, así como las que cuentan sobre sí mismas, deben cambiar para que puedan alcanzar su potencial.

“[Quiero] hacer que toda la sociedad crea que la inclusión de la discapacidad es un valor para todos”, dice ella.

Sara dirigió recientemente un evento patrocinado por el PNUD en la sede de la ONU en Nueva York. Se trató de un almuerzo con un leve giro: todos los participantes tenían los ojos vendados mientras comían. A ninguno se le permitió decir a qué se dedicaban cuando hablaban con sus comensales, mientras Sara los guiaba a través de una serie de ejercicios diseñados para ayudarlos a pensar de manera diferente sobre la inclusión.

Ella dice que las vendas no debían reproducir la sensación de ser ciego, sino eliminar las señales visuales con las que a menudo juzgamos a las personas.

“¿Cómo se puede lograr un espacio donde todos puedan presentar su verdadero yo sin temor a ser juzgados, sin temor a las repercusiones? ¿Cómo puede asegurarse que cada voz esté incluida y cómo podemos comenzar a cambiar nuestra narrativa en torno a los supuestos e identidades, incluyendo la discapacidad?” dice Sara.

En el ámbito de la comunidad

La inclusión está en el corazón de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y Sara está totalmente comprometida a lograr que las personas con discapacidad cambien sus propias historias, se vean a sí mismas como fuertes y valiosas. En 2009 realizó su primer campamento de verano inclusivo en el Líbano, y 10 años después continúa su misión allí. “Es en el ámbito de la comunidad, trabajando prácticamente con todas las partes interesadas dentro de esa sociedad”.

Ella describe su trabajo como “un movimiento” y su objetivo es llevar este cambio narrativo a cada espacio y cada comunidad.

“No se logrará en cinco o diez años porque realmente estamos cambiando la forma en que la sociedad percibe a una gran parte de su población, ya sabes, mil millones de personas con discapacidad. Y creo que está en ambos lados. La sociedad está cambiando esta narrativa, pero también lo hacen las personas con discapacidad. Hacer que digan ‘tu discapacidad no es algo de lo que avergonzarse’. Abrázalo, es una fortaleza”.

Sara se muestra como un ejemplo de esperanza de un cambio para el futuro. Ella sostiene que su éxito se debe principalmente al entorno en el que creció.

“No es porque tuviera más potencial, es porque tuve el apoyo de la comunidad que me permitió aprovechar mi propio valor y mi propio tipo de potencial”, dice.


Foto: PNUD/Andrew Hein

ONU Desarrollo

Written by

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade