Anyone can publish on Medium per our Policies, but we don’t fact-check every story. For more info about the coronavirus, see cdc.gov.

COVID-19 en Karbala: los rostros de la respuesta de primera línea

Image for post
Image for post
Zainab Faris Omran, de 21 años, trabaja como enfermera en el Hospital Al-Hussein en Karbala.

“COVID-19 ha tenido un impacto en todos los aspectos de la vida — no solo en la atención médica”, explica Zainab, de 21 años, enfermera del Hospital Al-Hussein en Karbala. “Más personas están sufriendo en la pobreza debido a la pandemia y la presión adicional también está causando problemas en el hogar familiar”, agrega.

Desde que la pandemia llegó a Iraq a mediados de marzo, la cantidad de personas que contraen el virus cada día ha aumentado constantemente — y el total ahora se reporta en más de 215.000 casos en todo el país. Junto con las ya elevadas tasas de desempleo, el impacto de la pandemia en la estabilidad social y económica de Iraq es crítico.

Pero aunque el panorama general despierta inquietud y preocupación, todavía hay esperanza. Cada día, médicos, enfermeras, trabajadores de la construcción, personal de restaurantes y limpiadores iraquíes — y muchos más — se despiertan, se preparan para su día y se dirigen al trabajo. Estas personas están en la primera línea de la lucha contra la COVID-19, brindando atención, una comida caliente, un espacio de trabajo limpio o una nueva unidad de aislamiento.

Image for post
Image for post
Zainab Faris Omran, de 21 años, ha sido enfermera en el Hospital Al-Hussein en Karbala durante 3 años.

“El coronavirus no se limita a un grupo particular de la sociedad, sino que afecta a todos los aspectos de la sociedad e impacta directamente los servicios de los que depende la gente — ya sean médicos o económicos”, dice el Dr. Sabah, Director del Hospital Al-Hussein en Karbala.

“Mi esperanza para Iraq, una vez que la pandemia haya disminuido, es que podamos aprender de esto”, explica. “En términos de economía, infraestructura médica, personal y capacitación del personal, suministros y equipos médicos… todo debe ser revisado”. El Dr. Sabah ha trabajado en el Hospital Al-Hussein desde 2004, tanto en administración hospitalaria como en cirugía general y laparoscópica. “Debemos considerar las debilidades y fortalezas de nuestros sistemas de salud en Iraq y reflexionar sobre nuestra experiencia durante la pandemia”.

Image for post
Image for post
Dr. Sabah Karim Hamzah, de 49 años, Director del Hospital Imam Al-Hussein en Karbala.
Image for post
Image for post
El Dr. Sabah es responsable de la administración del Hospital Al-Hussein en Karbala.

Sajjad, de 24 años, ex trabajador de un restaurante y ahora trabajador de la construcción empleado para ayudar a construir 20 unidades de aislamiento en el sitio del Hospital Al-Hussein en Karbala, conoce bien la responsabilidad de trabajar para apoyar la respuesta nacional al COVID-19.

“He estado trabajando aquí durante casi dos semanas y realmente lo disfruto — particularmente disfruto soldando”, explica. “Siento una sensación de logro cuando soy constante, me desempeño bien y completo un trabajo de alta calidad”.

Sajjad tiene grandes esperanzas para Iraq una vez que la pandemia disminuya, “Una vez que pase este período, espero que podamos ser más fuertes — superando problemas más importantes y convirtiéndonos en una sociedad más resiliente”.

Image for post
Image for post
Sajjad Abdul-Rasoul, de 24 años, trabaja en el Hospital Al-Hussein, donde se está construyendo 20 unidades de aislamiento para personas que han contraído el coronavirus.
Image for post
Image for post
Sajjad trabaja en las fases iniciales de construcción en las unidades de aislamiento del hospital Al-Hussein.

El Dr. Jabbar, de 43 años, internista del Hospital Al-Hussein en Karbala, ha visto un cambio en su trabajo diario a medida que la pandemia de COVID-19 continúa afectando a personas y comunidades en todo Iraq. “Nuestro trabajo ha cambiado 180 grados”, dice. “Todo el personal y los suministros médicos están dedicados a la respuesta de COVID-19, por lo que la admisión de pacientes por otras afecciones ha disminuido”.

El Dr. Jabbar, al igual que otros trabajadores de primera línea, ha tenido que adaptarse a la naturaleza cambiante de su trabajo en la medicina y al impacto que tiene en su vida en el hogar. “En casa, no puedo abrazar y besar a mi familia. Tan pronto como regreso, me ducho. Duermo en una habitación separada de mi esposa y mis hijos. De esta manera puedo mantenerlos a salvo, al mismo tiempo que continúo con mi trabajo para ayudar a luchar contra la COVID-19”.

Para estos trabajadores de primera línea, el trabajo es duro, pero la recompensa por ayudar a los necesitados es invaluable. “Lo mejor de mi trabajo es brindar atención completa a estos pacientes — tanto médica como emocional”, dice el Dr. Jabbar.

Image for post
Image for post
El Dr. Jabbar Fadhil Mahdi, de 43 años, trabaja en el Hospital Al-Hussein en Karbala.

El PNUD está estableciendo la unidad de aislamiento en el Hospital King Hussein en asociación con el Gobierno de Iraq. El proyecto ha sido financiado generosamente por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés).

El PNUD y sus donantes siguen comprometidos a apoyar a Iraq en su lucha contra la pandemia de COVID-19. Con inmensa gratitud hacia todos los trabajadores de primera línea — desde los médicos hasta los empleados de las tiendas de comestibles — nosotros también mantenemos la esperanza de que Iraq se recupere y se desarrolle una nación más resiliente.

Acerca de la respuesta a COVID-19 del PNUD en Iraq

Desde marzo de 2020, el PNUD ha trabajado junto con el Gobierno de Iraq y la comunidad internacional en la lucha contra el coronavirus. Las medidas bajo el paquete de respuesta del PNUD en Iraq incluyen aumentar la capacidad de prueba de los laboratorios, proporcionar equipo de protección personal a los trabajadores de la salud, establecer salas de aislamiento y realizar evaluaciones para establecer estrategias de recuperación posteriores al COVID-19. Centrándose en las comunidades más vulnerables de Iraq, las actividades se llevarán a cabo en 13 instalaciones seleccionadas por las autoridades locales en las zonas desatendidas de Anbar, Dhi Qar, Diyala, Dohuk, Babil, Basora, Karbala, Karbala, Najaf, Misan, Ninewa y Salah Al-Din.

Image for post
Image for post
El Dr. Jabbar inspecciona las radiografías de tórax de un paciente.

El paquete de respuesta a COVID-19 del PNUD en Iraq se está aplicando en el marco del programa de estabilización del PNUD.

Texto y fotografías: PNUD Iraq

Written by

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store