Datos satelitales y cambio climático

ONU Desarrollo
Feb 4 · 5 min read
Expansión de la agricultura de riego en la cuenca de Wadi As-Sirhan, Arabia Saudita, desde 1987 antes de que la agricultura de riego estuviera presente en la región, hasta 2012, cuando el riego fue ampliamente utilizado. ©NASA

Este año es crítico para la acción climática. Es el lanzamiento oficial de la acción climática global bajo el Acuerdo Climático de París, y la fecha límite de la convocatoria mundial de planes más ambiciosos de acción climática: las Contribuciones Determinadas a nivel Nacional (CDN). Los datos satelitales y el análisis geoespacial pueden resultar una guía invaluable.

Las imágenes satelitales ofrecen una vista panorámica para evaluar de manera eficiente las condiciones en la superficie de la tierra, y los datos recopilados por los satélites se utilizan cada vez más para rastrear el progreso.

Los satélites pueden recopilar información y rastrear tendencias a escala local, resaltando ciudades o edificios individuales, y también a lo largo de regiones mucho más grandes.

La gama de tendencias ambientales y socioantropológicas que pueden estudiarse utilizando datos geoespaciales hacen que estos sean extremadamente valiosos para la planificación de la acción climática.

La erosión del suelo, la disminución de los glaciares, los cambios en los bosques, la expansión urbana, el desarrollo de redes eléctricas, los cambios en la infraestructura de riego y la agricultura, el aumento del nivel del mar y el daño de los arrecifes de coral se pueden detectar a partir de datos satelitales.

Las imágenes satelitales juegan un papel clave en la formulación de políticas para ayudar a monitorear los cambios en los bosques. En Cabo Verde podemos usar imágenes satelitales para establecer objetivos y hacer seguimiento del progreso para lograr los objetivos de las CDN de aumentar la cobertura forestal. Como se demostró en la Imagen 1 (abajo), de 2002 y 2014, el progreso logrado gracias a los programas de forestación previos en tierras áridas en Santiago, Cabo Verde es evidente y ayuda a rastrear fácilmente nuevos árboles.

Esta información permite a los actores políticos hacer seguimiento al éxito de las CDN, y sugerir estrategias de reforestación y medios de vida.

Imagen 1. Repoblación forestal en la isla de Santiago, Cabo Verde. Las imágenes muestran el entorno natural antes del proyecto en 2002 (izquierda) y los cambios resultantes a causa del proyecto en 2014 (derecha). Imágenes de: https://eros.usgs.gov/westafrica/case-study/successful-large-scale-afforestation-santo-antao-and-santiago-islands.

Al trabajar con imágenes satelitales, los actores políticos pueden cuantificar cambios en la cubierta forestal a lo largo del tiempo, calculando la tasa de pérdida o crecimiento de bosques. Estas métricas son muy valiosas para el establecimiento de objetivos para lograr las CDN, ya que permiten una comprensión más precisa de qué políticas han sido efectivas y hacia dónde deben dirigirse los recursos.

Las imágenes satelitales también se usan comúnmente para registrar cambios drásticos en el paisaje, como los que acompañan a la construcción de plantas hidroeléctricas y embalses, ya que son un método confiable para rastrear el progreso de las inversiones hidroeléctricas (Imagen 2).

En Ecuador, el objetivo es aumentar significativamente la energía hidroeléctrica. Guinea Ecuatorial planea desarrollar potencial hidroeléctrico en el río Wele. El progreso de la construcción puede monitorearse a través de datos geoespaciales y otros estudios analíticos para evaluar el impacto en las comunidades vecinas.

Imagen 2. El río Paraná en Paraguay, en 1985 (izquierda) antes del proyecto de la represa Yacyretá y en 2010 (derecha) cuando el embalse de la represa había alcanzado su extensión final. Imagen de: https://www.vox.com/2015/4/7/8352381/anthropocene-NASA-images.

La inversión en otras fuentes de energía renovables, como la energía solar, también es fácil de detectar: las células fotovoltaicas solares son generalmente lo suficientemente grandes como para ser visibles desde los satélites. Vanuatu ha hecho de la energía solar una pieza importante de sus CDN con su objetivo de utilizar energía 100% renovable para 2030.

Imagen 3. Las tierras agrícolas en California, EE. UU. En 2011 (izquierda). Estas se convirtieron en una enorme granja solar industrial en 2015. Imagen de: https://www.vox.com/2015/4/7/8352381/anthropocene-NASA- imágenes.
Imagen 4. Undine Bay en North Efate, Vanuatu en 2014 antes (izquierda) y después (derecha) de que se instalara un proyecto de energía solar de 1 MW conectado a la red en 2017. Imágenes de: Google Earth Pro (17 ° 32'47.10 “S, 168 ° 20'4.70 “E).

Varios países proponen cambios en su sector agrícola como parte de sus CDN. Las imágenes satelitales se pueden usar para rastrear y cuantificar los cambios, como se aprecia en la Imagen 5 que muestra la expansión agrícola en la cuenca de Wadi As-Sirhan, Arabia Saudita.

Imagen 5. Expansión de la agricultura de riego en la cuenca de Wadi As-Sirhan, Arabia Saudita, desde 1987 antes de que la agricultura de riego estuviera presente en la región, hasta 2012, cuando el riego fue ampliamente utilizado. Imagen de: https://www.nasa.gov/topics/earth/features/saudi-green.html.

Una aplicación más avanzada de datos satelitales para la agricultura es extraer información contenida en las imágenes para obtener datos sobre las prácticas de riego y la salud de los cultivos (Imagen 6). Con algún procesamiento adicional, las imágenes satelitales se pueden combinar con información climática para evaluar de qué forma el cambio climático está afectando a la agricultura. Por ejemplo se puede determinar si los eventos climáticos recientes corresponden a cambios en la productividad de los cultivos.

Imagen 6. Imagen satelital que muestra la salud de la vegetación (un índice de vegetación ajustado al suelo) de la agricultura cerca de Alejandría, Egipto en 2016. Los colores representan una escala falsa para codificar la salud de la vegetación. El rojo representa el menos saludable, el verde el más saludable. Imagen de: https://www.satimagingcorp.com/applications/natural-resources/agriculture/.

A medida que los gobiernos de todo el mundo reconsideran sus planes de acción climática, establecer enfoques basados en evidencias para reducir las emisiones y desarrollar resiliencia se convierte en una prioridad. Las imágenes satelitales son una fuente de datos precisa, rentable y oportuna que será muy útil en los esfuerzos para rastrear el progreso y adaptarse a los efectos del cambio climático.

Por Sydney Neeley, Especialista en Imágenes Satelitales y Sistemas de Información Geográfica (SIG), James Vener, Especialista Técnico para el Cambio Climático y Frieda Fein, Especialista en SIG.

El Equipo de Imágenes Satelitales y SIG del PNUD está trabajando con los países para proporcionar el análisis e interpretación de datos de forma gratuita.

Ponte en contacto con gis.support@undp.org o ndcs@undp.org con cualquier pregunta y visita www.ndcs.undp.org para obtener información sobre el apoyo del PNUD para el logro de las CDN. Encuentra aquí más información sobre las CDN: https://cait.wri.org/indc.

ONU Desarrollo

Written by

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade