Pequeña ayuda, grandes resultados

Celebrando 25 años de alianzas que fomentan la biodiversidad en Belice.

Los monos aulladores de Belice viven seguros en un santuario gracias al Programa de Pequeñas donaciones del PNUD. Foto: Wildtracks

Hay tanta belleza innata en Belice. Este pequeño país, con solo 22.970 kilómetros cuadrados, tiene bosques frondosos y exuberantes y arrecifes de coral que albergan una gran variedad de especies.

La biodiversidad es uno de los muchos tesoros de Belice, y una de las razones por las que la gente visita de todo el mundo. Sin embargo, mantenerla es una batalla en curso, una contra la que el PNUD y sus socios locales han estado luchando durante 25 años.

Esta alianza ha salvado el santuario de los monos aulladores de Belice. Con la asistencia del PNUD, el Santuario de Babuinos del Grupo de Conservación de Mujeres les dio a estos mamíferos un hogar, impulsó el turismo y el desarrollo comunitario y creó educación y empleos para las mujeres que lo apoyan.

Los monos, y sus cuidadores, se beneficiaron del Programa de Pequeñas Donaciones del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) que comenzó en 1993. Con más de 258 iniciativas, ayuda a las comunidades a fomentar ideas que contribuyen a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Martin Chiquin muestra su cosecha de cacao. Foto: Wildtracks

Cacao e Inga, tesoros sostenibles

“El cacao es nuestro oro”, dice el agricultor Martin Chiquin mientras muestra su producción de semillas de cacao en Indian Creek. El fondo de conservación Ya’axche le ha otorgado microcréditos y abrió una tienda de venta de miel, semillas, mantequilla y muchos otros productos derivados del cacao.

Los agricultores de cacao pueden mantener a sus familias y proteger el ecosistema en Belice. Foto: Wildtracks

Santiago Cus es otro agricultor que se ha beneficiado del apoyo del PNUD. Ha plantado 600 plantas de cacao que mantienen a su familia y envían a sus hijos a la escuela. Además, cultiva inga y otras especies de madera que ayudan a restaurar su tierra.

Las plantas de inga producen nitrógeno que beneficia a las frutas, árboles y otros cultivos. Pero tiene una importancia simbólica más profunda, ya que fue cultivada por los antiguos mayas. Quienes las plantan sienten que están defendiendo su cultura y manteniendo la tradición.

Agricultura innovadora contra el cambio climático

El cambio climático ha creado ciclos viciosos y destructivos de disminución de las lluvias, afectado la temporada de floración y obligado a los agricultores a adoptar nuevas estrategias, como la agroecología.

La asociación Amigos para la Conservación y el Desarrollo está protegiendo la cuenca del bosque de Vaca. Eric Can necesita agua para cultivar sus vegetales. Con la ayuda de pequeñas subvenciones, Eric puede mantener a su familia y alimentar a las comunidades de Belice.

La cuenca del bosque de Vaca es vital para la salud ecológica de Belice. Foto: Wildtracks

La cuenca del bosque de Vaca es un órgano vital en Belice. Una cuenca saludable de alto nivel protege contra la degradación de la tierra y mejora la seguridad alimentaria y la biodiversidad.

“Fragmentos de Esperanza” ha plantado más de 119.000 corales en todo Belice. Fotos: Fragmentos de Esperanza/MAREA

Esperanza para los arrecifes

Desde los ríos hasta el mar azul profundo, el cambio climático ha tenido un efecto duradero en Belice. Los arrecifes de coral están desapareciendo y una solución a este dilema es la restauración. La organización comunitaria “Fragmentos de Esperanza” ha creado un programa que financia esta iniciaitva y ha logrado plantar más de 119.000 corales , brindando capacitación y empleo especialmente para las mujeres.

El turismo sostenible es vital para el bienestar económico de Belice. Foto Rachel Graham

En busca del pez invisible

El Agujero Azul y el cayo Medialuna son atracciones turísticas únicas ubicadas en el atolón Lighthouse Reef. El arrecife es tranquilo, en variaciones de azul y verde, y un visitante ocasional puede no darse cuenta de que ha sido afectado por la sobrepesca.

El grupo de conservación Belize Audubon Society ha ayudado a 37 pescadores y sus familias a crear negocios que reducen su dependencia de la pesca y enseñan también pesca sostenible.

El programa BAS ha ayudado a 37 pescadores y sus familias a mejorar sus vidas a través de la pesca sostenible. Foto: Tony Rath/ONU

Algas, la vida del mar

Las algas juegan un papel clave en la salud de los peces, pero su población ha disminuido debido al deterioro de los mares alrededor de Belice. La ciudad costera de Placencia estaba viendo reducidas drásticamente las capturas y su economía estaba sufriendo.}

El cultivo de algas proporciona ingresos a la vez que protege el medio ambiente. Foto: Sarah Aly/W.Dubon

La Sociedad Cooperativa de Productores de Placencia ideó una solución, el cultivo de algas marinas, que ha proporcionado una nueva fuente de ingresos para los pescadores. Las algas se cosechan y utilizan en la producción de jabón, lociones incluso bebidas.

Leonel Requena Coordinador Nacional del Programa de Pequeñas Donaciones, PNUD Belice

“Me siento humilde. Me siento más que inspirado “, dice Leonel Requena, Coordinador Nacional del Programa de Pequeñas Donaciones, del PNUD. “Cuando ponemos a las personas en primer lugar y proporcionamos las herramientas y creamos un entorno propicio, las personas se mueven a la acción y hacen grandes cosas”.

Texto: Chandelle Bailey