Preservar la vida del Lago Inle

ONU Desarrollo
Nov 12 · 5 min read
El Lago Inle, el segundo lago más grande de Myanamar, se encuentra bajo amenaza por la deforestación, la contaminación, la agricultura insostenible y el turismo.

El temor que persigue a Ko Than Htoo, quien es el principal sostén de su familia de cinco miembros, es que el Lago Inle algún día se seque. Ha sido barquero durante más de 25 años, y hace solo dos años tuvo que abandonar el cercano Lago Pekon luego de que el nivel del agua bajara hasta el punto de que su barco encalló.

Reconocido como un sitio Ramsar y una reserva del Programa “Hombre y Biósfera” de la UNESCO, el Lago Inle es el segundo más grande de Myanmar. Durante mucho tiempo ha albergado una rica diversidad de especies de aves y peces. Sin embargo, se encuentra bajo amenaza por la deforestación, la contaminación, la agricultura no sostenible y el turismo.

“Mi sustento está sujeto a este lago. Me preocupa su futuro porque he sido testigo del impacto de la disminución del nivel del agua en el otro lago. La gente nunca dejó de talar árboles en las colinas y cada vez que llovía, todo el lodo y el sedimento de la corriente bajaban hacia el lago”, dice Ko Than Htoo. “Deberíamos hacer algo para mantener vivo este lago para que nos mantenga vivos a nosotros”.

“Mi sustento está sujeto a este lago”, dice Ko Than Htoo.

Hay miles de personas como Ko Than Htoo y la comunidad Intha, que dependen de los recursos de los humedales para subsistir.

Hay varios pueblos Intha en el lago y sus jardines flotantes atraen a los turistas. Sin embargo, en los últimos años, el uso en exceso de pesticidas químicos ha contaminado el agua. “No tenemos más opción que usar pesticidas. Si no los usamos, las plantas de tomate apenas sobreviven, como puede ver aquí, hay varias plagas”, dice Daw Khin Htwe, un productor de tomates de 42 años.

Un problema ambiental igualmente importante contaminó el agua de las granjas río arriba, lo que llevó al surgimiento de especies invasoras, como el jacinto de agua y los caracoles.

U Myint Soe, un agricultor de arroz, dice que él y sus compañeros agricultores han estado utilizando fertilizantes químicos durante mucho tiempo. “El arroz es nuestro cultivo principal. Utilizamos fertilizantes químicos para una mejor producción”.

En 2010, la región experimentó una de las sequías más severas de su historia, lo que llevó al lago a un nivel récord. Esto afectó gravemente los jardines flotantes y el turismo.

En los últimos años, el uso en exceso de pesticidas químicos ha contaminado el agua del Lago Inle.

“Fue una señal de alerta”, dice U Kyaw Kyaw Oo, subdirector del Departamento de Irrigación de Nyaung Shwe del Ministerio de Agricultura, Ganadería e Irrigación. El incidente hizo que todos se dieran cuenta de lo importante que era el lago para la gente y provocó que el gobierno elaborara el Plan de Restauración y Conservación a Largo Plazo para el Lago Inle, con el apoyo de ONU-Hábitat.

El PNUD unió fuerzas para conservar el lago en 2012, cuando lanzó un paquete de iniciativas de conservación en la cuenca como un proyecto de demostración. Financiado por el Gobierno de Noruega, el programa mostró cómo era posible revertir la degradación ambiental y mejorar la vida de las personas. Unos 9.500 hogares se sumaron a la agricultura ecológica, la gestión de residuos, el control de la pesca y otros métodos agrícolas ecológicos.

Un agricultor de tomate en los jardines flotantes del Lago Inle.

“Pudimos detener la pesca eléctrica con el soporte de todos los miembros de la comunidad que apoyan la campaña”, dice el líder de la comunidad U Kyaw Oo.

Si bien algunas de estas campañas demostraron rápidamente resultados tangibles, otras, como el cambio a la agricultura orgánica, necesitaron un compromiso a más largo plazo.

De hecho, a pesar de algunos resultados impactantes, quedaba mucho por hacer para cubrir toda la cuenca que alberga a una población de más de 160.000 personas, y al mismo tiempo abordar algunas de las complejidades sociopolíticas. Esto significaba también involucrar a las otras minorías étnicas, quienes viven en las montañas alrededor del lago.

Uno de los pasos que la comunidad está tomando para conservar el lago es participar en el control de la pesca.

Bajo una nueva iniciativa lanzada en julio de 2018 y apoyada por el Gobierno de Noruega, el PNUD está trabajando con los gobiernos estatales y locales para redactar una nueva ley que ayudará a revertir la degradación ambiental y garantizará que los recursos y las responsabilidades se distribuyan de manera justa y equitativa.

“Lo que nos falta es una ley de conservación del nivel de la cuenca que pueda abordar los desafíos existentes de manera integrada”, dice U Khin Maung Win, miembro del Parlamento del Estado de Shan.

U Kyaw Kyaw Oo, subdirector del Departamento de Irrigación de Nyaung Shwe del Ministerio de Agricultura, Ganadería e Irrigación, es un experto que lleva años estudiando el flujo de agua y la dinámica de los sedimentos en la cuenca. La vida del lago, dice, depende de cómo las comunidades a su alrededor manejen el sistema natural de agua. “Si dejamos que las corrientes fluyan directamente hacia el lago, eso causa sedimentación. Esta es una de las muchas represas que hemos construido para ayudar a detener la sedimentación”, dice.

Los jardines flotantes del Lago Inle.

Las represas también recargan el agua subterránea y proporcionan una fuente confiable de agua para los agricultores de arroz.

“El PNUD tiene la esperanza de que, con el liderazgo activo de las comunidades locales y los parlamentarios, el Lago Inle tendrá una autoridad de gestión fuerte y efectiva establecida bajo la Ley de Conservación del Lago Inle para el próximo año, con el fin de conservar el lago y promover el desarrollo sostenible de la región. Esperamos continuar nuestro apoyo para iniciar este nuevo e importante enfoque de gestión”, dice Gordon Johnson, representante residente del PNUD en Myanmar.

Todo esto es una buena noticia para Ko Than Htoo. Él dice que a pesar de que últimamente la industria del turismo atraviesa una recesión, es optimista que su negocio de barcos se volverá más fuerte que nunca. “Aunque el lago está dando lo justo para mi sustento ahora, tengo esperanzas para el futuro. Habrá más turistas y buenos negocios”.

Con el apoyo del Gobierno de Noruega, el PNUD está trabajando con los gobiernos estatales y locales para redactar una nueva ley para ayudar a revertir la degradación ambiental.

Fotos: UNDP Nepal/Kamal Raj Sigdel.

Written by

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade