Un mundo mejor es posible

ONU Desarrollo
Sep 4 · 3 min read

“¡Justicia climática ahora!”.

Durante los días más calurosos registrados en le hemisferio norte, cientos de niños y jóvenes marcharon cantando a la sede de la ONU en Nueva York, llevando carteles confeccionados por ellos.

“¡Somos imparables! ¡Un mundo mejor es posible!”.

Dos días antes, la activista climática sueca de 16 años Greta Thunberg había llegado al puerto de Nueva York en el yate de carreras Malizia II. Comenzando desde el puerto inglés de Plymouth, había elegido pasar dos semanas difíciles en el mar en lugar de viajar en avión.

Niños de todas las edades llegaron a la huelga con carteles hechos de cartón rasgado, paquetes de cereales, pizarras e incluso bolsas de papel. Algunos iban sobre los hombros de sus padres. Todos los mensajes expresaban su ira y desesperación.

“Nos merecemos un futuro”.

“Ayuda. Mi casa está en llamas”.

“Queremos nuestros sueños y esperanza de vuelta”.

“Tengo miedo de que no vivamos si no dejamos de contaminar el planeta”.

Greta llevaba su letrero habitual, Skolstrejk för Klimatet (huelga escolar por el clima, en sueco) que había cruzado el océano junto con ella.

Los manifestantes se dirigieron al parque Dag Hammarskjold donde escucharon discursos y luego guardaron varios minutos de silencio.

En el pasado, Greta, quien comenzó a hacer huelgas fuera del parlamento sueco los viernes, ha impulsado un movimiento juvenil internacional en apoyo del Acuerdo de París, con el fin de mantener el calentamiento global a 1.5 °C por encima de los niveles pre-industriales.

Greta impulsó el movimiento FridaysForFuture, el cual se está expandiendo rápidamente a todos los rincones del mundo.

Los jóvenes han estado abandonando sus aulas para protestar por la falta de acción de los adultos en cuanto al cambio climático.

Greta está en Nueva York porque ha sido invitada por el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, para asistir a la Cumbre de Acción Climática de la ONU a fines de septiembre.

“Mi generación no ha respondido adecuadamente al dramático desafío que representa el cambio climático. Esto lo sienten profundamente los jóvenes. No es de extrañar que estén enojados”, dijo Guterres.

En la Cumbre para el Bien Social, que también se celebrará en septiembre, el Administrador del PNUD, Achim Steiner, prometió una plataforma para que los jóvenes hagan oír sus voces.

“Los líderes juveniles están legítimamente impacientes por tener un liderazgo frente al cambio climático y se están haciendo cargo de su propio futuro”, dijo.

Greta fue recibida en Nueva York por la activista climática Alexandria Villaseñor, de 14 años, quien, inspirada por su amiga sueca ha estado en huelga fuera de la sede de la ONU todos los viernes desde diciembre.

Ella y otros líderes juveniles están organizando una huelga climática internacional, programada para el 20 de septiembre. Le seguirá una semana de acciones para exigir planes concretos para la transición a economías sostenibles.

“Una de las cosas más poderosas del movimiento juvenil es que muchos de nosotros pensamos fuera de la estructura y el sistema que los adultos han creado”, dijo Alexandria.

Fotos: Sumaya Agha/PNUD

ONU Desarrollo

Written by

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

Welcome to a place where words matter. On Medium, smart voices and original ideas take center stage - with no ads in sight. Watch
Follow all the topics you care about, and we’ll deliver the best stories for you to your homepage and inbox. Explore
Get unlimited access to the best stories on Medium — and support writers while you’re at it. Just $5/month. Upgrade