Un negocio justo para los productores de cacao en Ecuador

¿Quién podría imaginar un San Valentín sin bombones o Pascuas sin huevos de chocolate?

Para los amantes del chocolate, esta una realidad difícil de aceptar; sin embargo, la realidad de los productores de cacao deja ver un modelo de negocios inequitativo que pone en peligro la sostenibilidad las siguientes generaciones de productores, que cada día migran a las ciudades en busca de mejores días.

Foto: Charisse Kenion/Unsplash

Generaciones enteras de productores de cacao se encuentran en serios problemas en la región amazónica del Ecuador debido a que el sistema de negocios actual no reconoce ni retribuye económicamente su esfuerzo.

Mediante el empleo de tecnología blockchain, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Ecuador, con el apoyo de AltFinLab y la Fundación Fairchain en Holanda, se encuentra desarrollando la primera barra de chocolate de valor compartido trazable con blockchain.

Mejor conocida como la tecnología detrás de las criptomonedas, blockchain aún es considerada como nueva y de última generación en varias industrias. A pesar de ello, AltFinLab, en su publicación “‘The Future is Decentralized”, plantea que esta tecnología tiene la capacidad para revolucionar la industria de los alimentos y bebidas. Los datos en blockchain no pueden ser manipulados, son completamente trazables y ofrecen una solución tecnológica confiable y de bajo costo.

Con blockchain, las ganancias se compartirán de manera justa y los agricultores de cacao recibirán una participación significativamente mayor que a través de cualquier otro método. Foto: PNUD Ecuador

¿Podrá Willy Wonka salvar los bosques en la Amazonía?

El trabajo de un productor en Ecuador es una labor exigente. Cada día, los agricultores emprenden largas jornadas de trabajo en condiciones climáticas de lluvia, polvo y sol; sin embargo, apenas logran cubrir sus necesidades básicas. Por ello, cada vez más jóvenes prefieren dedicarse a otras labores antes que seguir con el negocio familiar.

Blockchain es capaz de documentar el periplo del cacao desde la Amazonía ecuatoriana hasta las estanterías de los supermercados en el Reino Unido,” dice Guido van Staveren, Gerente de FairChain, la organización que quiere revolucionar los mercados y redistribuir de manera equitativa y justa las ganancias obtenidas gracias a sus productos, empoderando a los agricultores. “Desde el monitoreo de condiciones sanitarias en los lugares de procesamiento y de la circulación de materia prima a lo largo de la cadena de valor, hasta el etiquetado con fotos y videos vía códigos QR y RFID (Radio Frequency Identification). A diferencia de otras tecnologías, blockchain ofrece transparencia y garantiza la autenticidad de cada producto de manera individual”.

Los socios se encuentran también explorando el costo de la implementación de la tecnología frente a los costos de producción, generando mayores ahorros y mejores ganancias. Buscan también entender mejor y encontrar una solución ante el problema que ha generado resistencia en la incorporación del blockchain en la industria alimentaria: la imposibilidad de rastrear y catalogar cantidades pequeñas de productos al nivel de granos.

Todos los días, los agricultores deben subir a sus fincas duramte aproximadamente una hora y media en condiciones de calor, humedad y polvo. Foto: S.Garrido/PNUD Ecuador

¿Qué estamos creando?

La primera barra de chocolate confeccionada con los mejores granos de cacao de la Amazonía en Ecuador, provenientes de plantaciones sostenibles libres de deforestación. Para ello, se ha establecido una alianza con la Asociación de Pequeños Productores del Sur de la Amazonía Ecuatoriana (APEOSAE), ubicados en la provincia de Zamora Chinchipe, en el sur del Ecuador, con quienes se trabajará en los procesos de trazabilidad utilizando la plataforma de blockchain.

El precio de la barra de chocolate reflejará no solamente los costos de producción, sino también los esfuerzos invertidos para la reducción de los impactos negativos en el ecosistema. Redistribuir las ganancias de un producto final con los agricultores permitirá que estos reciban una mayor cantidad de ingresos frente a solamente recibir un pago justo por la materia prima.

“Las cosechas de los agricultores provienen de fincas libres de deforestación. Los productores no talan el bosque para sembrar cacao y utilizan técnicas de agroforestería; son los principales actores de la conservación de la Amazonía“, dice José Nicolás Vélez, directivo de la empresa chocolatera Hoja Verde. Esta emplea la variedad de cacao conocida como Arriba Nacional Fino de Aroma y promueve la producción de las barras de alta calidad en el Ecuador, buscando mejorar la calidad de vida de los productores.

Estamos creando nuestra primera barra de chocolate hecha con los granos de cacao más exclusivos de Ecuador y que proviene de agricultua sostenible en la Amazonía ecuatoriana. Foto: PNUD Ecuador

Gracias a la tecnología de blockchain, los consumidores europeos pueden rastrear todas las transacciones e ingredientes de la barra de chocolate que están comprando.

“Creemos que gracias a esta tecnología, el nivel de trazabilidad influenciará positivamente al consumidor europeo al momento de escoger el producto que decide comprar, además de apoyar directamente a miles de agricultores que conservan la Amazonía”, asegura Carlo Ruiz, Coordinador del Área de Desarrollo Económico Inclusivo del PNUD Ecuador.

“Si probamos que los consumidores tienen la predisposición a pagar el valor real de la barra de chocolate en base a los impactos socioeconómicos y ambientales, podremos replicar este modelo a otras regiones y productos”, explica.

“Las cosechas de los agricultores provienen de fincas libres de deforestación. Los productores no talan el bosque para sembrar cacao y utilizan técnicas de agroforestería; son los principales actores de la conservación de la Amazonía“, dice José Nicolás Vélez, de Hoja Verde. Foto: PNUD Ecuador

La barra de chocolate más responsable saldrá a la venta en el mercado del Reino Unido durante la primera mitad de este año.