Un chillido constante delató la carga energética en el ambiente. Se le veía inquieto. Quiso ser breve, estaría corto de palabras, imagino; pero con esa frase cambió todo –o nada. “[H]oy, 25 de noviembre de 2016, a las 10:29 horas de la noche, falleció el comandante en jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz”. Allí, frente a la videocámara, en su traje verde olivo y bajo la mirada inmóvil de Gómez, Maceo, y Martí; el rostro de Raúl Castro auguraba incertidumbre. Su líder ya no lo acompañaría y, ante el abandono, respiró un aire nuevo. Desasosiego. Igual, mañana será un otro día en La Habana.

Foto: Giovanny Terranova

En Eutopia, Mariangela Aponte captura, desde el registro de lo habitual, el incesante contrapunteo político que define a la sociedad Cubana en la segunda década del siglo XXI. Situada precisamente en los días del fallecimiento de Fidel Castro, la obra de Aponte invita a pensar –más que en transiciones– en tramas, complicaciones, enredamientos y reciprocidades que han hecho de Cuba, paradójicamente, un cúmulo de utopías detenidas en el tiempo. La fotografía es aquí el crisol de lo cotidiano. A través del lente de Aponte, el espectador se sumerge en una serie de atmosferas cargadas de futurismo y letargo; llenas de óxidos y rupturas que revelan un insólito encuentro entre el mundo Caribe, el gótico socialista, y lo kitsch.

Cuba es el producto de diversos deseos en proceso de resolución. Es la ilusión de Fernando II, de Martí, de Batista, de Castro, y de las generaciones por venir. Sin embargo, su historia no es una sucesión de éxitos y fracasos por nombrar. En Eutopia, precisamente, pululan otras nuevas –y múltiples– formas de habitar. Amalgamando edificios republicanos, atardeceres de ensueño, tecnologías olvidadas, y marcas de moda; siento que Aponte, con gran destreza, utiliza la fotografía para develar la resiliencia humana y nuestra capacidad para re-habitar los intersticios de estos grandes andamiajes políticos. (D)estructura, proyecto de colaboración creativa desarrollado por Aponte y el puente_lab durante 2016–2017, acentúan este punto.

Foto: Giovanny Terranova

En tiempos de desilusión y agotamiento, creo que el verdadero reto no es el de crear nuevos mundos sino el de aprender a reutilizar, compartir y co-habitar los que ya residimos. Eutopia, precisamente, invita a ello.

Alejandro Ponce de León — Calero

University of California, Davis.