El tiempo y el instante

Corrubedo amanece azul un martes de primavera

Un sabio dijo que no es el tiempo lo que se nos da sino el instante… y que es a nosotros, seres condenados a la caducidad, a quienes corresponde construir el tiempo a partir de cada instante dado.

Si sois madrugadores y los hados meteorológicos nos son propicios en Corrubedo podéis hallar instantes como el que ha congelado la imagen. No hemos tenido que rebuscar en ningún viejo álbum. Tampoco en el disco duro de un ordenador… La fotografía es de hoy, de hace solo unas horas. Y ni con palabras ni con píxeles logramos expresar con precisión la paz que se sentía…

Instantes que valen oro… oro azulado. Oro con olor a mar.

Like what you read? Give Bar Pequeño a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.