¿Cómo se crea una identidad corporativa en el laboratorio de Helmond? Parte 1

Es importante remarcar que el Profesor Helmond no solo se dedica, o por lo menos lo intenta, a la creación de animaciones en 2D. También realiza proyectos encaminados al diseño corporativo.

En el post de hoy, hablaremos acerca de cómo se crea una identidad corporativa, desde el origen hasta el resultado final.

Diseño definitivo de la identidad de Imaginación Activa

Como punto de partida es importante, primero, recaudar toda la información disponible acerca de la empresa o marca sobre la que vamos a crear la identidad.

En este caso ¿Qué es Imaginación Activa? Imaginación Activa es una empresa murciana que se dedica a la elaboración y aplicación de actividades de ocio y tiempo libre, concretamente, enfocadas a niños.

Por lo tanto, habrá que elaborar un dosier con los datos más importantes relacionados con la empresa y la actividad que desempeña. Ejemplo: niños con edades comprendidas entre los 7 y 13 años.

Cuando tengamos toda la información disponible en nuestras manos será la hora de dedicar un tiempo a investigar las identidades corporativas de la competencia o de empresas relacionadas con el sector. En este punto, no se trata de plagiar o copiar formas y diseños, sino que buscamos exactamente lo contrario: no copiar o crear diseños que puedan haber sido aplicados ya; ni tampoco colores, formas, etc. Se trata, por tanto, de absorber toda la información posible antes de ponerse manos a la obra.

Boceto del logotipo de Imaginación Activa

Hasta el momento tenemos la información y el estudio del resto de indentidades corporativas. Ahora es el momento de comenzar a crear la primeros bocetos.

Lo normal es que los primeros diseños no tengan mucha relación con el resultado final. La clave reside en que un diseño nos va a llevar a otro y, después, a otro… Así hasta que vayamos conformando elementos que nos parezcan interesantes y concuerden con lo que tenemos en mente.

Siempre hemos de diseñar elementos que tengan sentido, que posean un significado connotado: los colores, las formas, la disposición de los elementos, la tipografía, etcétera. Todo ha de tener un por qué.

En el caso de Imaginación Activa, se planteó la idea de utilizar la figura de un animal como elemento corporativo. Al utilizar una figura amable y simpática, como la cara de un mono, los niños establecen un vinculo mucho más profundo con la marca y, esto, ayuda a que sea recordada con mayor rapidez.

Como hemos mencionado anteriormente, todos los elementos que constituyen el logotipo deben tener un sentido. Por eso, a la hora de implantar una tipografía, debemos tener en cuenta quién es el público objetivo de la empresa y hacia quién va dirigido su mensaje. Por ello, si utilizamos la forma de un mono como elemento gráfico corporativo, debíamos utilizar una tipografía acorde: redondeada, simpática, moderna, que no restase visibilidad a la figura, etc.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.