¿Cómo se crea una identidad corporativa en el laboratorio de Helmond? Parte 2

Al hilo de la última publicación, hoy hablaremos de la segunda fase en el proceso de creación de una identidad corporativa.

Una vez seleccionado el diseño definitivo de la marca toca elaborar el manual de identidad corporativa. Este manual es de vital importancia para la correcta aplicación del logotipo en los diferentes soportes.

Por ejemplo, una información básica que ha de aparecer en este manual es el código de color de cada uno de los elementos que conforman la figura. Tanto en CMYK como el código Pantone o RGB. De este modo, el logotipo queda listo para su aplicación impresa o digital.

¿Qué más cosas deben ser incluidas en el manual? Será importante recoger la aplicación del logotipo en blanco y negro; el nombre de la tipografía utilizada; la composición del logo tanto en horizontal como en vertical o su aplicación en diferentes soportes como: cartas, sobres, documentos corporativos, tarjetas, bolígrafos, etcétera.

Otra información relevante, y que no se nos ha de olvidar, es la descripción detallada del tamaño máximo y, sobre todo, mínimo que tiene la composición que hemos diseñado. Es decir, hasta que punto puede ser reducido el logotipo sin que pierda legibilidad.

Esta información es muy útil ya que, a veces, nos encontramos casos en los que el logotipo se ha deformado y reducido tanto que ha perdido todo su sentido, donde la composición se ha visto alterada y donde la tipografía deja de ser legible.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.