EL RHEMA NO ES UN REMO

Lucas 4:9–11

9. Y le llevó a Jerusalén, y le puso sobre el pináculo del templo, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate de aquí abajo; 10. porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden; 11. y, En las manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra.

Escuchando una de tantas enseñanzas “apostólicas” que pululan por la web, de uno de los tantos “apóstoles” que también pululan por la web, pude comprobar que en 45 minutos de enseñanza, se dijo en numerosas oportunidades:

-¡Tengo un rhema del Señor para ti!

Esta frase se dijo siempre con un tono de majestuosidad y se podía escuchar a una audiencia enfervorecida, gritando ¡AMÉN!.

Como dije en 45 minutos escuché mucho de esto, como también versículos parafraseados, pero lo que nunca escuché fue ni siquiera un versículo leído, desde que comenzó la enseñanza, nunca se leyó siquiera un mínimo verso de la Escritura, nunca se hizo mención que lo que se decía aparecía en tal o cual libro.

No quiero que me mal interpreten, no digo que tal persona no sea un enviado, pero lo que si me pone inquieto es que no se lea la Escritura en lo más mínimo.

Me molesta que se diga precisamente lo que la gente quiere escuchar, que por lo general nunca coincide con lo que el Eterno quiere enseñar.

Es muy fácil arrancar amenes con ciertas palabra, tonos elevados al terminar ciertas frases, hablando de prosperidad, diciendo tengo un rhema de Dios para esta audiencia, o para ti, o etc., etc., creo que me estoy explicando.

Precisamente en el momento que ya me estaba cansando de escuchar dicho discurso, el Espíritu Santo me llevó a esta escritura que menciono al principio y su voz me dijo:

-Hasta Ha Satán cita la Escritura para argumentar la tentación, cuánto más lo debe hacer uno de mis hijos.

No quiero citar cada profeta y hasta el mismísimo Mesías, diciendo:

-Escrito está….

Porque no me alcanzaría el tiempo, por lo que se los dejo a materia de investigación.

Mis amados antes de decir amén, escuchemos que se está diciendo.

Muchos usan la palabra RHEMA para REMAR una enseñanza, no sé con qué beneficio, o tal vez $$I, lo $$e.

Creo que se darán cuenta.

En fin, les dejo esta cita:

Juan 7:24:

No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con JUSTO JUICIO.

Nunca dejemos de usar el justo juicio, de tal manera que no engañemos, ni tampoco seamos engañados por nadie.

Sean bendecidos

Profeta Yosef Gonzalez

���� �>��?� ��

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.