#31 El fútbol a sol y sombra de Eduardo Galeano

Atención: A continuación se revelan partes de la trama del libro.

¿Por qué este libro? Supe de este libro a través de la revista sobre fútbol Libero. Me parecieron muy interesantes algunas citas y extractos que aparecían en la revista. Se trata además de un libro muy corto que no llega a las 90 páginas, por lo que se lee en un suspiro.

¿Qué tal la novela? No se trata de una novela, es un breve ensayo sobre fútbol.

El libro lo divido en 3 partes. En la primera parte el autor nos describe de forma poética los elementos que intervienen en el fútbol como el hincha, el jugador o el árbitro. En la segunda parte Galeano nos hace un breve repaso por los mundiales desde 1930 hasta el de 1986. Apenas dedica página y media a cada mundial, entre mundial y mundial hace alguna escala en jugadores o eventos destacados. Lo que me llama la atención es que se salta el mundial de 1982, no lo menciona de ninguna forma. La tercera y ultima parte es una denuncia sobre el negocio y la excesiva mercantilización del fútbol, y señala al máximo responsable del fútbol internacional, la FIFA. También habla sobre los mundiales del 90, 98 y 2002, de nuevo se salta el mundial del 94. Sobre la final del 98 señala un dato que me era desconocido, Galeano denuncia que fue Nike, patrocinador de Brasil y de Ronaldo la que obligó al propio Ronaldo a disputar dicho partido a pesar de encontrarse indispuesto.

Del autor destaco también su falta de complejos a la hora de declarar su pasión por el fútbol, y critica a los intelectuales en general que lo desprecian por ser un entretenimiento de las masas.

Es una lectura muy amena y entretenida, me gusta el estilo ágil de Galeano a ratos adornado y sentimental, recomendable para cualquiera que le guste el deporte rey.

Citas: Varias citas y reflexiones de Galeano que me parecen interesantes.

Un libro escrito por un «mendigo del buen fútbol», que recorre los estadios y pide una linda jugadita, por amor de Dios.

Así se define a si mismo Galeano “mendigo del buen fútbol”, porque cualquiera que ame el fútbol sabe lo que vale una buena jugada, y lo difícil que es ver una.

el club Argentinos Juniors nació llamándose Mártires de Chicago, en homenaje a los obreros anarquistas ahorcados un primero de mayo, y fue un primero de mayo el día elegido para dar nacimiento al club Chacarita, bautizado en una biblioteca anarquista de Buenos Aires

Son datos que desconozco y que me llaman la atención, me gusta conocer los orígenes de los clubes de fútbol son fuente de historias y anécdotas increíbles, y más si están ligadas a las reivindicaciones obreras o la conciencia de clase.

¿Ha entrado usted, alguna vez, a un estadio vacío? Haga la prueba. Párese en medio de la cancha y escuche. No hay nada menos vacío que un estadio vacío. No hay nada menos mudo que las gradas sin nadie

La verdad es que Galeano clava la definición. Es una sensación rara estar en un estadio vacío, y cuanto más grande es el estadio la sensación es más rara.

El Bien no es violento, pero el Mal lo obliga.

En solo 10 palabras justifica de forma magistral el uso de la fuerza o la violencia para combatir el mal o la injusticia.

Lleva a la espalda el número uno. ¿Primero en cobrar? Primero en pagar.

Sobre el portero, el jugador sobre el que recaen todos los reproches, muy pocas veces reconocido. Me encanta con que elegancia y brevedad lo define el escritor.

Bien dicen en Brasil que si la mierda tuviera valor, los pobres nacerían sin culo

Simplemente una gran verdad.

y al fin y al cabo, los buenos jugadores son los únicos inmigrantes que Europa acoge sin tormentos burocráticos ni fobias racistas.

Galeano denuncia el eterno problema de la inmigración y del racismo endémico de la sociedad europea. Mientras en los estadios se jalea a esos jugadores de un lugar lejano o con la piel más oscura, en las fronteras europeas se apalea a los que vienen de lejos y tienen la piel mas oscura.

Que la selección triunfante fue un equipo de inmigrantes. Según las encuestas, la mitad de los franceses cree que hay que echar a los inmigrantes, pero todos los franceses celebraron el triunfo como si los negros y los árabes fueran hijos de Juana de Arco.

En relación a la cita anterior, en este párrafo hace referencia a la victoria de la selección francesa en el mundial de 1998. Esa selección estaba compuesta en su gran mayoría por inmigrantes o hijos de inmigrantes. También es cierto que cuando la selección francesa ha fracasado, la han atacado precisamente por su diversidad, acusando a los jugadores de no sentir los colores o no ser autenticas patriotas, o simplemente por no cantar la marsellesa. Por desgracia casi 20 años después el problema sigue siendo el mismo.

Vocabulario añadido: jopo, vintenes.

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.