#39 13´99 euros de Frédéric Beigbeder

Atención: A continuación se revelan partes de la trama del libro.

¿Por qué este libro? Por la recomendación de una amiga, me hablo un poco por encima de él, aunque ella no lo ha leído todavía, y me pareció interesante. Además no es muy largo, algo mas de 200 páginas, así que se lee rápido.

¿Qué tal la novela? Beigbeder pone al lector en la piel de Octave Parango, un alto creativo publicitario en un multinacional allá por el año 2000. Nos cuenta sin ningún tipo de censura sus excesos con las drogas, los secretos del mundo publicitario y su creciente obsesión por el amor perdido. Todo contado de una forma muy cruda y sin rodeos, intentando sorprender al lector. Es una novela que se queda a medio camino entre la denuncia del mundo publicitario y el intento de escándalo. Parece un amago de novela generacional.

En general me ha gustado, pero no he encontrado mucho sentido a la historia, la trama que intenta contar, o si el autor quiere decir algo entre lineas, aparte de lo obvio, el amor perdido y todo eso. Las partes mas interesantes son las de denuncia, denuncia de forma clara, con mucho cinismo y con datos, los abusos de tal o cual empresa, el despilfarro de dinero, el target de los anuncios, el racismo, que si en una anuncio la modelo debe tener los labios shiny en vez de glossy. Es como en esas películas donde el protagonista habla directamente a cámara y explica como funcionan las cosas, como en El lobo de Wall Street o El club de la lucha, por ejemplo. A su manera el libro, me recuerda mucho a esta última película

Las reuniones a las que va Octave por motivo de la campaña publicitaria suenan tan reales que rayan el absurdo, por forzado que pueda parecer, tiene que ser así, porque esos mismos vicios o actitudes los puede ver cualquier en cualquier ámbito de la sociedad.

La parte final, donde habla de la isla con todos esos famosos si que me desconcierta, no se si es una paranoia de Octave o del autor, no se si es en serio o es mentira. Tampoco entiendo como encaja todo el asunto del asesinato de la viejecita ¿de verdad se les va tanto la pinza como para hacerlo?

Es una novela recomendable, siempre me gusta que el autor hable directamente al lector, aunque como digo, me quedo más con los detalles que con el conjunto del libro.

Citas: Algunas ideas interesantes del libro.

Necesito serrar la rama sobre la que se asienta mi comodidad

Me gusta esta imagen, es muy gráfica y simbólica a la vez, me recuerda a los dibujos animados de antes. Muy poético.

Todo escritor es un chivato. Toda literatura es delación

Estoy totalmente de acuerdo con esta afirmación.

Las personas movidas por las mejores intenciones siempre son las que acaban convirtiéndose en monstruos

Es un razonamiento interesante, llama la atención que cualquiera, y sobre todo los bienintencionados puedan hacer cosas terribles escudándose precisamente en sus buenas intenciones.

Tu vida se desplaza sobre blancos raíles

Bonita metáfora sobre la adicción a la cocaína, nunca la había visto así expresada. No diría que hace apología de su consumo, pero se acerca.

Nuestro delirante cuento de la lechera se ve interrumpido por la maquilladora, que solicita de nosotros una opinión detallada. Cuando llegue el momento, la nombraremos make-up artist in chief del grupo R&W porque supo darse cuenta de lo importantes que éramos incluso antes de nuestro nombramiento.
 — Bastará con algo muy natural — dice Charlie en un tono perentorio — . Tiene que parecer sana/equilibrada/dinámica/auténtica.
 — Yeah, le pondré labios un poco glossy, y no retoco piel suya, ella tener piel fantástica.
 — Glossy no — insiste Charlie con el aplomo del futuro gran patrón que es — , prefiero shiny.
 — Of course, shiny es mejor que glossy — me apresuro a añadir — . Si no, corremos el riesgo de rozar la desviación cromática.
La maquilladora retrocede con respeto ante semejantes especialistas del maquillaje labial — a todas luces, profesionales a los que resulta imposible pegársela — . Sólo nos queda vacilarnos a la estilista culinaria y tutto irá bene.

Este diálogo ocurre mientras estan rodando el anuncio de Delgadín, y resume perfectamente lo que intenta denunciar Octave, esa absurdez del mundo de la publicidad, hoy en día lo llaman postureo.

¿Y la película? La adaptación homónima se estrenó en 2007 y fue dirigida por Jan Kounen, con Jean Dujardin como Octave. Como adaptación creo que respeta bastante el espíritu del libro aunque son muchas cosas las que cambian. Por ejemplo el final, que me ha sorprendido gratamente, enlaza con el principio cerrando la película en un circulo perfecto, destrozando de un plumazo ese final feliz inverosímil. La historia también creo que es más sencilla que en el libro, más entendible.

Me ha gustado, un film muy recomendable.

Vocabulario añadido: preconiza, lancinante, ciclotímico, ansiógino, sosias, égloga, opérculo, hagiográfico, alheño, escatófilo, veranda, pleonasmo, alforfón, blondo, tarama, hosanna, hibiscus, amancayos.

Like what you read? Give Pedro a round of applause.

From a quick cheer to a standing ovation, clap to show how much you enjoyed this story.