PT EXIGE INVESTIGAR Y CASTIGAR A RESPONSABLES DE DESVÍO DE RECURSOS DEL NAIM

*Se debe aclarar el destino final del uso de los recursos públicos y poner fin a su uso discrecional, para atacar la corrupción e impunidad.

El Partido del Trabajo exige una investigación exhaustiva y que se castigue a todos los responsables por el presunto desvío de más de 17 mil millones de pesos destinados para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), que podría configurar un daño a los recursos federales.

Desde el inicio de su construcción, el NAIM fue objeto de observaciones por diversas anomalías e irregularidades. Entre 2014 y 2017, la Auditoría Superior de la Federación realizó 27 auditorías al Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), en las que se hicieron 152 observaciones, de las cuales sólo se solventaron 121.

Alberto Anaya Gutiérrez, Coordinador Nacional del PT, señaló que en el análisis de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en la tercera etapa del informe de la Cuenta Pública 2016, se detallan irregularidades y gastos sin aclarar en la construcción por un monto de mil 002 millones de pesos.

A lo anterior, se suman los resultados de 2015, en los que el órgano fiscalizador calculó un posible daño al erario por 143.5 millones de pesos y pidió aclarar otros 85.3 millones destinados a pagos de nómina.

Anaya Gutiérrez precisó que, de acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación, en los ejercicios fiscales de 2015 a 2018 fueron asignados al menos 39 mil millones de pesos de recursos públicos a la construcción del Nuevo Aeropuerto. Además, se dijo que la obra costaría unos 169 mil millones de pesos, aunque después se proyectó por al menos 240 mil millones de pesos.

“Aunque la construcción de la terminal área ya fue cancelada por la actual administración federal, ya que así lo demandaron lo mexicanos, la PGR y la Secretaría de la Función Pública deberán emprender una investigación amplia en contra de los ex funcionarios implicados y deslindar las responsabilidades penales que correspondan”, sostuvo Alberto Anaya.

El principal problema de México es la corrupción, afortunadamente este nuevo gobierno ha emprendido acciones claras y decisivas para combatirla y poner fin a la impunidad que ha prevalecido durante muchos años en este país.